domingo, mayo 26, 2024

Policiales y Judiciales

Asesinaron al padre y ahora amenazan a los hijos de Cinalli

Sharing is caring!

Personal de la DDI y de la Fiscalía iniciaron una investigación por lo ocurrido en los últimos días en Juan N. Fernández, con una serie de intimidaciones a familiares de la víctima

Los integrantes de la familia Cinalli denunciaron una serie de amenazas en las últimas semanas que generaron inquietud.

Betiana y Matías Cinalli, los hijos del productor agrario y piloto del automovilismo zonal asesinado a quemarropa, mostraron su temor por lo ocurrido.

“Estuve en la Fiscalía y en la DDI y quiero que se pongan a trabajar”, enfatizó Betiana Cinalli en un contacto mantenido con Ecos Diarios.

La manifestación está vinculada con las apariciones, en Juan N. Fernández, de carteles con leyendas intimidatorias, a casi 18 años del feroz crimen de César Luis Cinalli, alias “El Loco”.

Al mismo tiempo, la hija de Cinalli, quien visitó en la cárcel de Batán a “Pechito” Luján Ibarra, el hombre que mató a su padre, volvió a reclamar que se le tome declaración a Omar Luján Ibarra.

El responsable del asesinato de César Cinalli en julio de 2005, cumple con una condena de prisión perpetua y también habría recibido intimidaciones en el propio penal, tras el encuentro mantenido con la hija del productor agropecuario.

Por su parte, en un reportaje brindado al colega de esa localidad, Ricardo Basualdo, de Panorama Fernandense, Matías Cinalli, relató un episodio acontecido en horas de la madrugada en su vivienda familiar.

Entre las 3 y las 3.40, autores ignorados, arrojaron piedras a los techos de su casa y él mismo salió a la vereda y observó en ese momento la partida de un vehículo desconocido.

Cinalli se dirigió a la Subcomisaría de Juan N. Fernández y se encontró con la puerta cerrada. Por tal motivo, tocó timbre hasta que un oficial lo atendió y pudo expresarle lo ocurrido minutos antes en su domicilio, según lo manifestó en las declaraciones televisivas.

Casualmente, ayer se hizo cargo de la dependencia oficial fernandense el oficial principal Cristian Rolzing, quien se venía desempeñando en la Seccional Primera de Policía de nuestra ciudad. El flamante jefe remplaza al subcomisario Pablo Andersen.

Cabe señalar que de acuerdo con lo informado por integrantes de la familia Cinalli, la Fiscalía Nº 1, a cargo de José Luis Cipolletti, tiene la causa por las denuncias de amenazas y se tratan de reunir elementos de prueba al respecto.

Por el momento, no se conocieron más detalles de lo acontecido en las últimas semanas en el pueblo de Juan N. Fernández, que sumó ahora otro capítulo a la trágica historia que lleva casi 18 años y parece no haber concluido del todo.

Genera. Inquietud una leyenda intimidatoria que recibió una integrante de la familia Cinalli

“Pechito” Luján prendería “el ventilador”

Omar Remigio Luján Ibarra, más conocido como “Pechito”, cumple con la pena de prisión perpetua en la Unidad Nº 15, de Batán, donde está detenido desde el 2005.

Según se supo, luego de dialogar con la hija de César Luis Cinalli en el propio penal, estaría dispuesto a “prender el ventilador” y dar importantes relevaciones sobre el caso que conmovió a los fernandenses.

Inclusive, hasta estaría dispuesto a dar otro nombre y apellido que estaría relacionado con el asesinato a quemarropa del productor agrario y piloto del automovilismo zonal.

El condenado desde su encierro en la cárcel de Batán, señaló que no le “importa nada” y que quiere “hablar” y dar su versión de los hechos acontecidos hace casi 18 años en la tranquera del campo de los Cinalli.

“Hablo con Dios…”

“No sé si servirá a la Justicia, pero es todo lo que puedo hacer. Yo hablo con Dios…, cuando estaba internado le dije que no podía ser así, que hay cosas inconclusas que debo aclarar. Yo estuve grave, por una enfermedad hace poco, y entendí que me salvé gracias a Dios y que yo debía hablar. No me importa nada, ahora quiero hablar. Yo quité una vida por algo sin sentido, fui y maté a una persona con la que yo no tenía ningún problema, no lo puede entender. Me convertí en un asesino. Cargo con esto todos los días y si no abrí la boca antes fue porque estuve amenazado. Tengo guardadas las cartas que me mandaban para que no hable”, dijo Luján Ibarra en su momento.

Hay denuncia

“Esas amenazas fueron denunciadas en el Departamento Judicial de Necochea, pero fue una causa que, por cuestiones de competencia, no tuvo demasiada trayectoria procesal”, señaló el hombre que cumple con la condena de la Justicia necochense durante una entrevista concedida al colega Fernando Del Río, del diario La Capital, de Mar del Plata en la mismísima cárcel de Batán.

Ecos Diarios