miércoles, julio 06, 2022

Internacionales

EL MUNDO: China denunció calumnias de EEUU

Sharing is caring!

Fue tras el discurso pronunciado por el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken. El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de china aseguró que la finalidad de este discurso es frenar y bloquear el desarrollo de su país.

Las autoridades chinas denunciaron que Estados Unidos «calumnia sus políticas internas e internacionales», tras el discurso pronunciado por el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, en el que estimó que Beijing busca «remodelar el orden internacional».

Este mensaje «difunde información falsa, exagera la amenaza china, interfiere en los asuntos internos chinos y calumnia las políticas internas e internacionales» del país, dijo Wang Webin, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Estimó que la finalidad de este discurso era «frenar y bloquear el desarrollo de China», de acuerdo a declaraciones reproducidas por la agencia de noticias AFP.

Estados Unidos y sus aliados occidentales alertaron en los últimos días sobre la creciente influencia y las ambiciones globales de China y el presidente Joe Biden presentó el Marco Económico del Indopacífico, una iniciativa de cooperación económica que tiene el objetivo de contrarrestar el poder del gigante asiático.

El secretario de Estado norteamericano Antony Blinken acus a China de querer cambiar el orden mundial Foto AFP
El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken acusó a China de querer cambiar el orden mundial. Foto AFP.

En ese marco de nuevas tensiones, Blinken advirtió el jueves de la «intención de China de remodelar el orden internacional» y pidió que se defendiera el orden mundial.

También acusó a Beijing de aumentar las tensiones en torno a Taiwán -una isla autogobernada que China reclama como parte de su territorio- y dijo que China «cortó las relaciones de Taiwán con países de todo el mundo y le impidió participar en organizaciones internacionales».

Wang respondió al afirmar que China se oponía «firmemente» al discurso de Blinken, y sostuvo que demostraba que Washington pretendía «contener y suprimir el desarrollo de China y mantener la hegemonía y el poder de Estados Unidos».