Sharing is caring!

Las pericias científicas van dando más datos sobre el asesinato de Alejandra Fiorito, al encontrarse evidencias de que habría más de una persona involucrada.

Las características del hecho, llevaron a decir al fiscal Larrarte que “se aseguraron de matarla”, ante la violencia ejercida sobre la víctima.

Las hipótesis son varias, no descartando un ajuste de cuentas o cuestiones personales, sin descartar otras posibilidades.

Las pericias determinaron la presencia de pelo presuntamente de mujer, barro en la parte trasera del Volkswagen y la sospecha de un segundo vehículo.

En el allanamiento realizado en la vivienda de Fiorito en la jornada de este viernes, se halló la misma sustancia en forma de bocha y una balanza electrónica.

Se estableció que desde hace dos años la víctima se dedicaba a la venta de drogas bajo la modalidad de delivery.

Según los investigadores, no tenían conocimiento de la actividad ilícita que desarrollaba, no tenían conocimiento alguno.

Larrarte confirmó la existencia de un pelo largo y rubio en el asiento del acompañante que genera sospechas por la posible presencia de otra persona.

El barro detectado sólo en la parte trasera indicaría que el o los autores del crimen podrían haber arribado en otro auto hasta el lugar.

FUENTES: Propias y TSN