Sharing is caring!

En la 49 se trabaja a buen ritmo levantando la casa de Mariel y Benjamín. Y, de todo corazón, haciendo mucho más de lo que debería, un probado le pone el hombro a la obra como tarea comunitaria.

En algunas horas hemos recaudado $ 67.000 de los $ 100.000 que necesitamos para hacerle la casa de barro en la 66 a la señora y sus dos hijos que viven bajo un plástico (gracias a vos, a vos y a vos).

Y también estamos apoyando una refacción en la 57 de una familia (matrimonio y tres niños, uno por nacer) que viven en un recinto que sirve de habitación, cocina, sala de estar y prácticamente de baño.

Esto es imposible hacerlo solos, por más voluntarismo y buenas intenciones que tengamos. Tres familias necochenses podrán contar con un buen techo gracias a ustedes.