jueves, agosto 11, 2022

Opinión

OPINIÓN: La Salud Publica es una cuestión de Estado. no un casting de televisión.

Sharing is caring!

Por Hugo Godoy*

EMERGENCIA EN ENFERMERÍA”, es la frase de fantasía con la que el Ministro de Salud Bonaerense Claudio Zin ha vuelto a trascender en los medios de difusión.

Los conceptos vertidos: “… un déficit de al menos 3.000 enfermeros en el sistema público provincial…”, “…debería haber cuatro enfermeros por médico y hoy la relación es prácticamente de uno a uno…», “…es preocupante la escasa cantidad de interesados en formarse en la especialidad…”

Mitad verdad mitad mentira. VERDAD que los enfermeros son trabajadores en estado crítico en la provincia. VERDAD que la proporción es desfasada.

MENTIRA que sea una novedad, aunque el Ministro se haya tomado nada menos que nueve meses para decirlo públicamente. Desde ATE hace años lo venimos denunciando; ya el anterior Ministro Claudio Mate había convocado a los “mil corazones” como parte de una serie de medidas para paliar este déficit; y a nivel nacional, se están desplegando una serie de medidas con el mismo objetivo.

Por el contrario, este tema ha formado parte de una serie de conversaciones de parte de nuestro gremio con el mismísimo Ministro en persona cuando asumió y con varios de sus funcionarios más cercanos.

También es MENTIRA que este Ministerio haya hecho algo en estas nueve lunas de gestión de Claudio Zin. El Área de Formación en Enfermería tiene asignado un presupuesto de $1500000 (un millón quinientos mil) al año, algo así como el 0.06 % del presupuesto del Ministerio.

Este año durante la gestión Zin no se abrió NINGÚN ciclo de enfermería de las muchas que estaban en carpeta y con todo dispuesto para arrancar, es más, porque el mismo Ministro sabe que a una semana de firmar la apertura de un segundo ciclo de formación de Enfermeros profesionales en el marco del convenio con ATE que data del 2007, el Ministro ordenó suspender esa firma ante los reclamos salariales de nuestra Organización, como precio implícito de esa firma.

Se deduce otra MENTIRA “… la escasa cantidad de interesados en formarse en la especialidad…”, porque en muchas sino en todas las carreras que se cerraron este año había inscriptos y listas de espera. Porque así, como el ministro no se ruboriza en señalar que el problema del personal de los Hospitales es el ausentismo, no extraña que desdeñe la existencia de jóvenes y no tan jóvenes que se motiven ante una expectativa laboral cierta, pero también ante una labor cargada de humanismo y solidaridad; también desdeña el tema salarial y condiciones integrales de trabajo al hablar de las causas que justifican este déficit.

Por eso como en la televisión, terminando de “editar” este nuevo “furcio” de la gestión Zin, podemos imaginar -y lo denunciamos- que en realidad estas declaraciones se apoyan en la decisión política de reforzar una alianza con el sindicato de Salud Pública, a quienes se les ofreció la conducción provincial del Área de Enfermería y el monopolio en la formación de futuros enfermeros.

La Salud Pública es una cuestión de Estado no un casting de televisión. Los salarios y el poder adquisitivo de los trabajadores de la salud se evaporan minuto a minuto, las condiciones de trabajo son de extrema complejidad al compás de la judicialización de la praxis profesional y una demanda asistencial que adquiere ribetes de injustificada violencia institucional; no hay Pediatras ni Neonatólogos para inaugurar servicios que tienen todo menos personal; el Hospital del Cruce de Varela no arranca por falta de Presupuesto. Los efectores de salud se sostienen con el esfuerzo y la entrega de sus trabajadores disimulando al extremo el abandono tanto de esta como de anteriores gestiones. La mortalidad infantil se muestra en ascenso como en ningún país de América; en fin, demasiada complejidad para tan chato desempeño público.

*Secretario General ATE y CTA pcia. Buenos Aires