domingo, abril 14, 2024

Castelli, Generales, Locales, Opinión

Aumentar las tasas o cobrar a los que no pagan

Sharing is caring!

Esta es una disyuntiva que nunca se ha encarado en serio, y que viene planteándose desde hace décadas, pero cada gobierno lo tira hacia adelante.

El actual intendente municipal, Arturo Rojas, fue uno de los que planteó como concejal esta disyuntiva, para intentar que los que siempre pagan no sean los más perjudicados.

A pesar que esta administración, aumentó el nivel de cobranza, no alcanza para llegar a todos los que siguen engañando al estado municipal, evadiendo y luego adhiriéndose a las moratorias, pagando dos o tres cuotas y dejar que el quinto año retroactivo caiga hasta la próxima moratoria.

Hubo un importante proyecto de tercerizar el cobro de las tasas municipales, a través de una concesión a estudios jurídicos especializados, incluso pudiendo participar varios y ganar la concesión varios de estos estudios, algunos de ellos de probada capacidad de nuestro distrito.

Es una necesidad terminar con los evasores que recargan sobre los hombros de quienes contribuyen regularmente y se ven desprotegidos.

En épocas de crisis como la que vivimos desde hace varios años, y que con las medidas implementadas por el gobierno de Javier Milei se han acentuado, es necesario ponerse serios y que cada uno pague lo que corresponde.

Quienes tienen la capacidad de pagar, deben hacerlo y por cada una de las propiedades inmuebles que posean.

No es justo, que una parte de los contribuyentes, sean solidarios y otra, bastante numerosa, se aproveche de la falta de decisión del estado.

Las discusiones se deben dar alejadas de partidismos, pasiones y enfrentamientos, porque estas son políticas de estado que se deben mantener en el tiempo.

Los evasores, deben ser castigados con intereses punitorios, gravámenes, impedimento de sacar licencias de conducir, inhabilitarlos para realizar gestiones administrativas, etc. hasta tanto se pongan al día con sus deudas.

Esto, lejos de ser una cacería de brujas, es una necesidad de lograr la seriedad que se necesita como sociedad, porque luego escuchamos a muchos de estos evasores jactarse de no pagar sus obligaciones, y luego hablar de la corrupción existente en el estado basados en comentarios y fake news.