martes, diciembre 06, 2022

Deportes, Qatar 2022

De Covid y Derechos Humanos en Qatar

Sharing is caring!

A 82 días del inicio del Mundial en Qatar, los organizadores aclararon que no será obligatorio estar vacunado contra el Covid-19 para ingresar al país y respondieron a la campaña lanzada por la empresa de indumentaria Hummel para protestar contra las condiciones laborales de los obreros que trabajaron en las obras de infraestructura de la Copa del Mundo.

En relación con la vacunación, también las autoridades del gobierno anticiparon que para ingresar a Qatar bastará con presentar un test negativo al arribar al país, aunque destacaron que el uso de barbijo o tapabocas será obligatorio en los transportes públicos y en las estructuras sanitarias.

«Las personas que lleguen a Qatar no deberán cumplir con una cuarentena, independientemente de que hayan sido vacunadas o no en sus países de origen», indicaron los organizadores.

Sí explicaron que cuando los visitantes realicen el «check-in» en los aeropuertos de partida, los mayores de seis años deberán presentar un certificado que confirme el resultado negativo del control de Covid-19 realizado en las 48 horas previas al horario de partida en caso de tratarse de un PCR, o de menos de 24 horas si se trata de un test de antígenos.

Quienes resulten positivos durante la disputa del Mundial deberán mantenerse en estado de aislamiento por cinco días y usar de forma permanente barbijo por igual período.

Los visitantes mayores de 18 años deberán, además, descargarse la aplicación de monitoreo «Ehteraz», obligatoria para acceder a los sitios públicos cerrados.

La asistencia sanitaria de emergencia, aclararon también, se realizará de forma gratuita en los hospitales públicos para los poseedores de la «tarjeta Hayya», que sirve como visado en Qatar y para ingresar a los partidos, en tanto que todos los hospitales públicos y privados, centros médicos, clínicas y farmacias del país estarán abiertos a los visitantes.

Los organizadores de la Copa del Mundo rechazaron también la campaña de la empresa de indumentaria deportiva Hummel para protestar por las condiciones laborales de los trabajadores que colaboraron en la construcción de las obras destinadas al Mundial.

Según los mismos, Hummel «subestimó los progresos realizados por Qatar» en ese sentido al presentar las tres casacas que lucirá la selección de Dinamarca en el torneo.

Una de ellas es totalmente negra y, según explicó la propia empresa, fue diseñada de ese modo para «protestar contra Qatar por su falta de respeto hacia los derechos humanos y hacia los miles de trabajadores muertos» durante la construcción de los estadios y de otras obras destinadas al Mundial.

«Rechazamos las acusaciones de Hummel, según las cuales la organización del torneo provocó la muerte de miles de personas», afirmaron los organizadores del certamen, al recordar que el gobierno de Qatar informó recientemente que sólo tres obreros fallecieron mientras trabajaban en la construcción o remodelación de los estadios que albergarán el Mundial.

La propia FIFA habló de esa misma cifra oficial de fallecidos (que contrasta con denuncias de entidades como Amnistía Internacional) al destacar los esfuerzos realizados por el gobierno qatarí en materia de derechos laborales.

«Se han realizado reformas significativas en el mercado laboral que fueron reconocidas incluso por la Organización Internacional del Trabajo (OIT)», destacaron los organizadores de la Copa del Mundo.

Al acercarse la fecha de inicio del torneo, fueron varias las marcas y los patrocinadores que redujeron el tono de sus posiciones inicialmente críticas en ese sentido. (ANSA).