jueves, julio 07, 2022

Internacionales

EEUU: Debate por las armas de fuego

Sharing is caring!

La sociedad estadounidense, representada por sus legisladores, se debate entre diferentes posturas sobre la libre portación de las armas, en un escenario cada vez más violento, con tiroteos diarios en todo el país.

Legisladores republicanos de todo el país presentaron docenas de proyectos de ley relacionados con armas este año para revertir las restricciones de las mismas o desafiar las regulaciones federales, esfuerzos que han sido objeto de escrutinio a la luz de los recientes tiroteos masivos en Buffalo, Nueva York, y Uvalde, Texas.

En particular, los legisladores estatales han centrado sus esfuerzos en aprobar una legislación denominada «porte constitucional», que permita a las personas portar armas ocultas sin permiso.

Los legisladores de siete estados (Georgia, Alabama, Wisconsin, Carolina del Sur, Indiana, Ohio y Nebraska) presentaron estos proyectos de ley este año, y cuatro los promulgaron.

Actualmente, 25 estados permiten a las personas portar armas ocultas sin permiso, y es probable que se aprueben más proyectos de ley en los próximos años, tendencia que preocupa por posibles aumentos de la violencia relacionada con las armas de fuego.

Un estudio del Pew Research Center 2021 informó que el número de estadounidenses que apoyan las leyes de armas más estrictas ha disminuido desde 2019.

Ese mismo estudio también encontró que las mayorías de ambas partes se oponen a la legislación de porte sin permiso, y a muchos les preocupa que amplíe el acceso a las armas de los compradores no capacitados y no investigados.

En Texas, donde el martes pasado un joven de 18 años ingresó en una escuela en Texas y asesinó a 19 niños y dos adultos, los republicanos promulgaron la libre portación sin permiso en septiembre de 2021.

El reciente tiroteo masivo planteó preguntas sobre cuáles de las laxas restricciones de armas de Texas podrían haber contribuido a la violencia del martes.

«Los funcionarios responden a los grupos motivados y apasionados que están dispuestos a hacer oír su voz, y no hay duda en Estados Unidos de que el movimiento por los derechos de las armas se ajusta a esa descripción», dijo Adam Winkler, profesor de derecho constitucional de la UCLA.

La legislación sobre armas de fuego se había convertido en un tema de debate en Georgia para el gobernador republicano Brian Kemp, de cara a las primarias para renovar el cargo contra el ex senador David Perdue.

Kemp respaldó el porte sin permiso en enero y lo convirtió en ley el 13 de abril, permitiendo a los propietarios legales de armas llevar pistolas ocultas sin permiso. Kemp ganó fácilmente la nominación republicana la semana pasada.

El gobernador republicano Mike DeWine de Ohio eliminó de manera similar los requisitos de permiso en marzo.

«Poner más gasolina en un incendio no apaga el fuego, y eso es lo que están haciendo aquí», dijo Michael Weinman, director de asuntos gubernamentales de la Orden Fraternal de Policía de Ohio, que representa a unos 24.000 agentes.

«Si ponemos más armas en la calle, vas a tener personas que no saben cuáles son sus derechos y responsabilidades, y eso simplemente no ayuda», agregó.

Weinman dijo que los funcionarios de todo el estado creen que la ley los pondrá aún mas en peligro en medio del aumento de las tasas de homicidios en las ciudades.

El número de proyectos de ley que amplían el acceso a las armas no es sorprendente, dijo Matthew Lacombe, profesor de ciencias políticas en el Barnard College que estudia la influencia de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) en la política.

Los legisladores republicanos y la NRA tienen una larga relación, dijo Lacombe. (ANSA).