martes, julio 05, 2022

Gremiales, Locales

FLETEROS: Terminar con las obleas y los actos de corrupción

Sharing is caring!

Ese fue el claro menaje que dejó durante la conferencia de prensa ofrecida por Mario Pereyra del Sindicato de Fleteros de la República Argentina.

Mario Pereyra

Minutos antes de un plenario de delegados y afiliados, el dirigente oriundo de Entre Ríos, y con base en Bahía Blanca, dialogó con periodistas de Necochea y la región.

Allí indicó que venía a ayudar a los dueños de camiones, camionetas de todo tipo, para que puedan lograr el mejoramiento de la plaza vehicular que la encontró en estado deplorable en nuestro distrito.

En la ocasión fue acompañado por la plana mayor del Sindicato y los representantes en nuestro distrito, y por la delegada del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, Dra. Natalia Steffen, quién corroboró la legalidad de las autoridades allí presentes.

Recordemos que existe otra agrupación que lidera Alejandro Brizuela, denominada Sindicato Único de Fleteros de la República Argentina, que discute la titularidad y representación de ese sector.

En esta conferencia de Mario Pereyra, se presentaron los documentos, donde se expresa que en el 2021 les otorgaron el Certificado de Mandato como Sindicato Único Nacional de Primer Grado para dueños de transporte.

Lo más fuerte de la conferencia fue cuando se expresó con respecto a la barbaridad que significaba cobrarles a los transportistas una oblea para que les permitan trabajar, y quienes no quisieran pagar amenazarlos con romper los parabrisas o sufrir otras agresiones.

Nombró como responsable directo a ATCADE, a quienes además acusó de no defender los intereses de los transportistas, sino buscar beneficiarse personalmente.

En la ocasión comentó sobre una reunión que los dirigentes de la facción Brizuela fueron a hablar con Hugo Moyano para pedirles una parte de los registros sin buscar la defensa de los propietarios de los transportes.

Para graficar el accionar de la dirigencia que conduce, Mario Pereyra puso como ejemplo el trabajo realizado en Correo Argentino, donde los propietarios que allí trabajan han podido mejorar ostensiblemente sus rodados.

Indicó, además, que es imposible que sigan transitando por la rutas argentinas camiones de los años 65, 70, que producen una gran cantidad de accidentes fatales.