Deportes

Argentina va al Mundial

Sharing is caring!

«Estamos cerquita», resumió el capitán Lionel Messi tras el empate sin goles de Argentina con Brasil que postergó la clasificación de la selección «albiceleste» al Mundial de Qatar 2022, hasta el cierre de la decimocuarta jornada de las eliminatorias sudamericanas, en la que la derrota de Chile frente a Ecuador en Santiago le aseguró el pasaje anticipado.

«Lo importante es que no perdimos y seguimos creciendo», agregaba Messi, hoy titular (ante Uruguay sólo había jugado los últimos minutos el jueves) en un partido intenso y emotivo al que sólo le faltaron los goles.

Brasil, que ya había garantizado su presencia en la próxima Copa del Mundo (jugó todas las ediciones), resignó puntos por segunda vez en esta eliminatoria (sólo había igualado con Colombia) y no pareció querer vengar aquella derrota en la final de la Copa América en el Maracaná.

Al final, la «verdeamarela» terminó conformándose con el empate ante una Argentina que quiso, pero no pudo vulnerarlo y que extendió su invicto a 27 partidos al mando de Lionel Scaloni, pero debió esperar al cierre de la jornada para garantizar su pasaje a la Copa del Mundo.

Brasil no contó hoy con Neymar, su gran figura, y por eso faltó la foto del abrazo en el final de aquel clásico disputado en julio con Messi entre los hoy compañeros en París Saint-Germain al término de un entretenido partido en el Estadio del Bicentenario colmado por 35 mil personas en la provincia de San Juan.

Público que intentó empujar a la selección nacional con su aliento y que acompañó con una ruidosa silbatina el himno brasileño en la ceremonia inicial mientras entonaba el grito de «Messi, Messi» y ovacionaba a Angel Di María, autor de aquel gol que le devolvió la Copa América a Argentina después de 28 años.

Di María, que también juega en PSG, venía de convertir el gol de la injusta victoria en el clásico con Uruguay y hoy terminó siendo reemplazado al igual que el volante Leandro Paredes, del mismo equipo, ausente en la fecha anterior por una lesión que lo marginó desde el triunfo frente a Perú en Buenos Aires en la anterior triple fecha eliminatoria.

Messi también arrastraba una dolencia en la rodilla izquierda que generó alguna controversia con los dirigentes del PSG por su presencia en esta nueva doble fecha eliminatoria que cierra el año.

Con el empate, Argentina suma 29 puntos y le sacó 12 de ventaja a Colombia, que empató sin goles con Paraguay y tiene 17 unidades, las mismas que Perú, vencedor por 2-1 de Venezuela.

Chile quedó con 16 tras la derrota por 2-0 de local con Ecuador (23), los mismos que Uruguay, que cayó hoy ante Bolivia por 3-0 en La Paz.

Con cuatro fechas por jugarse, Argentina se aseguró la clasificación tras igualar ante un rival que tuvo pocas opciones de gol, como también las tuvo el anfitrión, aunque en ambos casos resultaron limitadas para lo que prometía el partido.

Un clásico sudamericano en el que no faltaron las fricciones (Nicolás Otamendi pudo haber sido expulsado por un codazo que le aplicó a Rapinha y le provocó un corte en el labio, pero que el árbitro uruguayo Andrés Cunha no consideró intencional) y hasta pudo verse a Messi arrojando un puntapié que no llegó a destino desde atrás en una muestra de fastidio.

El capitán alternó pinceladas de su talento habitual, con algunas imprecisiones que parecieron producto de su falta de rodaje por la lesión que arrastra, pero tuvo una chance clara en la agonía del duelo con un remate que Alisson Becker logró conjurar en dos tiempos.

El mejor de Argentina hoy volvió a ser Rodrigo De Paul, quien parece tener un plus de rendimiento adicional cuando enfrenta a Brasil, junto con que el arquero Emiliano Martínez, que respondió con la solvencia habitual en las pocas que le tocó intervenir.

Buena tarea del zaguero Cristian Romero, quien intentó seguir en cancha pese a una lesión en el muslo izquierdo, pero debió ser reemplazado a los 52′.

Lo mejor de Brasil pasó por el gran sentido de la ubicación para recuperar y para armar juego de Fred en el mediocampo y por algunas incursiones de Vinicius Junior en la delantera.

El juvenil de Real Madrid tuvo una chance clara para desnivelar a los 71′ tras un pase de Danilo que lo encontró libre de marcas por el segundo palo, pero su remate a colocar fue bien contenido por Martínez.

Fred había tenido otro que se fue rozando el travesaño tras un rebote en un tiro libre de Rapinha a los 60′, en un período en el que dominaba el equipo de un Tite que no paró de dar indicaciones al borde del campo de juego, con Lucas Paquetá como principal destinatario.

Presión, pedía el DT de la «canarinha» para ahogar en la salida a Argentina, que hizo lo propio apenas iniciado el duelo, obligando a algunos errores poco habituales en Brasil, aunque después la visita recuperó el control y manejó los ritmos sobre todo en el segundo capítulo tras de un primer tiempo bastante parejo y algo friccionado.

La más clara de Argentina en ese período inicial fue un remate de De Paul a los 40′ en el que Alisson dio rebote tras una gran combinación entre Messi y Giovani Lo Celso.

Lautaro Martínez también generó alguna jugada con cierta dosis de riesgo mientras estuvo en cancha antes de ser reemplazado por Joaquín Correa, su compañero en Inter, al inicio del segundo tiempo, cuando ingresó Lisandro Martínez por Paredes, cambio con el cual Argentina perdió la dosis de claridad en el mediocampo que suele aportar el jugador del PSG.

En el arranque del partido y una vez que logró hacer pie, Brasil llegó con riesgo a los 17′ por intermedio de Vinicius, que resolvió con un remate desviado y un minuto más tarde con Matheus Cunha, que quiso sorprender a un adelantado Martínez con un remate desde mitad de cancha apenas alto tras una pelota perdida por Argentina en campo rival.

Pese a la falta del ausente Casemiro, Brasil se hizo fuerte en el mediocampo y no pasó demasiados sobresaltos ante una Argentina que quiso, pero no pudo lograr un nuevo triunfo para emparejar el historial (tiene 41 triunfos contra 42 de la «canarinha»).

La «Scaloneta», como la bautizó el público, rindió tributo con una bandera antes del inicio del partido al delantero Sergio Agüero, afectado por una arritmia cardíaca que amenaza con poner fin a su carrera en Barcelona, y luego logró la clasificación gracias a los restantes resultados de la fecha.

Ahora comienza a preparar las valijas para el Mundial de Qatar, en el que también estará Brasil, con el que debe un partido de eliminatorias y podría cruzarse nuevamente, pero en la próxima Copa del Mundo. (ANSA).