Internacionales

Alarma en Italia, sube el índice de casos

Sharing is caring!

El gobierno italiano descartó hoy estar estudiando restricciones basadas en el modelo austriaco, luego de las alarmas de los gobernadores en Italia, que invocaron restricciones para no vacunados.

Según fuentes del Palazzo Chigi, los datos de los contagios en Italia no son comparables a los de Austria, mientras la situación en las terapias intensivas está bajo control.

Esta semana, la incesante subida de las infecciones con el coronavirus y la creciente presión hospitalaria llevó al gobierno conservador-ecologista de Austria a restringir la movilidad de las personas no inmunizadas contra el Covid-19.

La posición del gobierno fue compartida por el líder de la Liga, Matteo Salvini: «Basta de aterrorizar a los italianos.
Estamos trabajando para no cerrar, para no prohibir nada a nadie».

Hoy, el presidente leghista de la Conferencia de las Regiones, Massimiliano Fedriga, sostuvo: «Mi idea es que las restricciones de la zona amarilla no se aplican a los vacunados».

«Los que se protegieron y participaron en la campaña vacunación, limitan las hospitalizaciones y salvaguardan el sistema de la salud pública, por lo que no puede pagar un precio por algo que no tienen la culpa, porque creyeron en la ciencia y en el Estado».

En línea similar se pronunció el compañero de partido y gobernador de la Lombardia, Attilio Fontana: «No podemos pensar en restricciones para estos ciudadanos que mostraron confianza, conciencia y sentido del bien común». También coincidió el gobernador de Liguria, Giovanni Toti.

«Le pediremos al Gobierno que las medidas restrictivas vinculadas a las bandas de color sean válidas para personas que no han recibido la vacuna, no para personas que lo han hecho correctamente», añadió.

También para el presidente de Calabria, Roberto Occhiuto, «si tuvieran que hacer necesarias nuevas restricciones, deberían ser para aquellos que no están vacunados».

La posición de Alberto Cirio (Piamonte) fue similar: «Los que han sido vacunados han demostrado su confianza en instituciones y creo que esta confianza debe ser retribuida».

Las Regiones se reunirán el jueves para discutir el tema, mientras que las dudas sobre la viabilidad de la propuesta provienen de constitucionalistas.

Hay dos diferencias sustanciales entre las áreas blancas y amarillas: se requiere barbijo incluso al aire libre, con un límite de 4 personas por mesa en el restaurante.

Las limitaciones son más severas en caso de transición a naranja, con toque de queda, cierre de locales y restricciones a la movilidad. Al respecto, Salvini pidió evitar nuevos cierres y comparte la línea del gobierno, pues Italia no tiene los números (mucho más preocupantes) de Austria, y el sistema la salud se mantiene.

El objetivo es evitar nuevas restricciones, sin perjuicio de máxima atención a la protección de la salud. De hecho, la ministra Mariastella Gelmini reiteró que las decisiones tomadas tienen que ver con «permitir que nuestro país permanezca abierto».

«Tenemos el 84% de ciudadanos vacunados con dos dosis, el gobierno monitorea con gran atención a la tendencia de las infecciones, insta a la tercera dosis, lanzó indicaciones para los medios de transporte, por el momento nos detenemos aquí», aseveró.

«Luego evaluaremos en función de la tendencia de los contagios», añadió. En ese contexto, hubo 7.698 casos positivos en las últimas 24 horas, según datos del Ministerio de Salud, mientras que el lunes fueron 5.144.

Por otro lado, hubo 74 víctimas en un día, mientras el día precedente fueron 44. «Esta fase es particularmente interesante, tenemos retos que afrontar: hoy está el reto del Covid y no debemos bajar el cuidado; estamos 86,79% vacunados con la primera dosis, más del 84% de los vacunados con dos dosis.

Son 3 millones 120 mil personas las que han recibido la tercera dosis. Ayer (lunes) fueron 18 mil primeras dosis, hay que insistir», afirmó el ministro de Salud, Roberto Speranza.

El funcionario lo dijo en la conferencia «Italia y Europa: el futuro de los sistemas sanitarios tras la pandemia». (ANSA).