Deportes

Colón grita campeón

Sharing is caring!

EPA/Andres Larrovere / POOL

«Ah, eh, eh, ah, yo soy sabalero», cantan enfervorizados los fanáticos de Colón de Santa Fe, que hoy finalmente grita campeón en primera división del fútbol argentino por primera vez en 116 años de historia.

Colón, el «sabalero», se dio el gusto y celebra en la Copa de la Liga Profesional tras derrotar por 3-0 en la final del torneo a Racing Club, uno de los «grandes» con pasado de gloria que esta vez se quedó con las ganas de festejar.
Y fue justo, no sólo por la larga espera, sino por lo que Colón hizo a lo largo del torneo demostrando ser el mejor equipo de todos.

Hoy lo refrendó con goles de Rodrigo Aliendro a los 58′, de Christian Bernardi a los 71′ y de Alexis Castro a los 85′ en el Estadio del Bicentenario, de la provincia de San Juan, oeste del país, lamentablemente sin aficionados por la pandemia que azota al país.

Alegría contenida para sus fanáticos que durante toda una vida esperaron para verlo campeón algún día en primera división y que seguramente lo expresarán por todo Santa Fe, provincia con un tremendo arraigo futbolero, a pesar de las restricciones en tiempos de Covid.

La gloria finalmente llegó para Colón, que la había acariciado en el Torneo Clausura de 1996-97 que terminó consagrando a River Plate.

También se le negó en la final de la Copa Sudamericana en 2019, cuando perdió por 3-1 con Independiente del Valle, de Ecuador, en Asunción, acompañado aquella vez por una multitud impresionante que vio como se le escurría el sueño de entre las manos.

Colón, que supo animar ese torneo en cuatro oportunidades y que disputó dos ediciones de la Copa Libertadores (1998 y 2010) y la desaparecida Copa Conmebol, hoy es el nuevo campeón del fútbol argentino.

Sucede en el trono a Boca Jrs, que resignó su corona en semifinales al caer por penales justamente frente a Racing, mientras Colón daba cuenta de Independiente, superándolo por 2-0 en la otra llave e impidiendo en la final el Clásico de Avellaneda.

El nuevo campeón había finalizado en la cima del Grupo A, que compartió con Racing, cuyo cuarto puesto le aseguró un lugar en los cuartos de final del torneo.

En esa instancia, Colón eliminó por penales a Talleres de Córdoba antes de derrotar a Independiente, mientras que la «Academia» hacía lo propio con Vélez Sársfield (que cerró como líder del Grupo B la fase regular) para luego despachar a Boca, en ambos casos también desde los 12 pasos.

Las etapas decisivas se jugaron en el estadio del equipo que terminó mejor ubicado en la tabla general, en tanto que la final se disputó también a único partido, pero en campo neutral: el Estadio del Bicentenario, lamentablemente sin público, lo que le quitó marco a lo que sin dudas hubiese sido una fiesta interminable.

Por culpa de la pandemia tampoco podrá celebrar su corona en el Estadio Brigadier General Estanislao López, conocido como «Cementerio de los Elefantes» porque en ese escenario Colón derrotó a varios equipos grandes de Argentina y hasta al Santos de Pelé, que llegaba invicto en 43 partidos como bicampeón intercontinental (2-1 en 1964)

Hoy se consagró campeón de la mano de Eduardo Domínguez, que se inició como entrenador apenas después de retirarse como futbolista en Huracán, con el que ganó la Copa Argentina en 2014 y la Supercopa nacional en 2015 como jugador y ese mismo año fue subcampeón de la Copa Sudamericana como DT del equipo (perdió la final por penales con Independiente Santa Fe).

Luego conquistó la Supercopa de Uruguay como técnico de Nacional de Montevideo en 2019 antes de arribar a Colón para su segundo ciclo en el club que se inició en 2020 y que hoy coronó con esta consagración histórica.

Racing, entrenado por el hispano-argentino Juan Antonio Pizzi, buscaba su décimo título en la era profesional (ganó otros nueve en el amateurismo y 13 Copas nacionales).

Entre las seis que logró la «Academia» a nivel internacional resulta ineludible la Copa Libertadores de 1967, año en el que también conquistó la Copa Intercontinental (fue el primer equipo argentino en ganarla al derrotar a Glasgow Celtic tras un tercer partido de desempate en el Centenario de Montevideo al mando Juan José Pizzuti y con el histórico gol de Juan Carlos «El Chango» Cárdenas).

Hoy, la gloria es de Colón, merecidamente y después de tanta espera, como recuerda en el festejo Luis Miguel Rodríguez, el «Pulga», apodo que comparte con Lionel Messi, oriundo de Santa Fe como el nuevo campeón del fútbol argentino.

Que festejen sus hinchas al ritmo de «Los Palmeras», el grupo de cumbia santafesina comandado por Rubén «Cacho» Deicas, cantando: «No hace falta que les diga que soy raza, por mi piel escapa el alma sabalera, sangre y luto es el color de mi bandera y a los negros yo los llevo aquí en el alma… Ah, eh, eh, ah, yo soy sabalero». Salud Colón, salud campeón. (ANSA).