Nacionales, Política

Macri se fue a Estados Unidos y debía estar aislado

Sharing is caring!

Ocurrió en Córdoba y, tras conocer la noticia del contagio, el ex presidente viajó a Buenos Aires y desde allí voló a Estados Unidos.

Mauricio Macri está en Miami, pero debería estar aislado luego de haber mantenido un encuentro con el legislador Alberto Ambrosio, con quien cenó el miércoles por la noche en Córdoba junto a otros dirigentes del PRO.

Es que al día siguiente del encuentro de Alta Gracia, en los análisis de rutina que se realizan en el Poder Legislativo de Córdoba, el testeo a Ambrosio dio positivo de coronavirus y por estas horas cursa la enfermedad en una cama de Cuidados Intensivos.

Se sabe que Ambrosio se encuentra bien de salud y las autoridades del Poder Legislativo siguen la evolución de la enfermedad. El legislador, de 63 años, había sido vacunado con una primera dosis el pasado 7 de abril. El año pasado había sido intervenido quirúrgicamente por dolencias cardíacas y le practicaron una serie de stents.

Macri había llegado a Córdoba para disfrutar de unos días de descanso, pero hizo tiempo para algunas reuniones políticas. El miércoles de la semana pasada recibió a los principales dirigentes del PRO, en una cena en la que se delinearon algunos pasos a seguir de cara a las próximas elecciones legislativas.

Macri en la reunión con dirigentes del PRO de Córdoba.

Del encuentro participaron los intendentes de Marcos Juárez, Pedro Dellarossa, y Villa Allende, Eduardo Romero. Algunas autoridades partidarias como el presidente del PRO de Córdoba, Javier Pretto y los vices Oscar Agost Carreño y Agustín De la Reta. También estuvieron algunos legisladores como Darío Capitani, Silvia Paleo y Raúl Recalde, la senadora nacional Laura Rodríguez Machado y los diputados Gabriel Frizza, Héctor Baldassi y Adriana Ruarte.

Sin embargo, pese a ser informado de inmediato del resultado del test de Ambrosio, el ex presidente viajó de Córdoba a Buenos Aires y de allí a Miami para participar del foro «Defensa de la democracia en las Américas» en un hotel de la ciudad ubicada en Florida.

Desde allí aseguró que «el populismo que azota» a la Argentina «debilita el sistema institucional, cercena la libertad de expresión y ataca la independencia judicial».

El líder del PRO lanzó duras críticas a las negociaciones por la adquisición de vacunas contra el coronavirus que hizo el gobierno de Alberto Fernández y consideró que se hicieron con una «ineptitud absoluta». Al respecto, sostuvo que «poco más del 2% de la población ha recibido las dos dosis para estar protegidos».

«No hay ninguna crisis sanitaria que justifique nos arrebaten nuestras libertades, eso es inaceptable», se quejó Macri, al apuntar a los DNU con restricciones. A su entender, «queda claro que las democracias no mueren por un golpe de Estado».

A principios de abril, Macri debió permanecer unos días aislado luego de participar de una reunión similar a la de Córdoba con dirigentes del PRO del Conurbano.

Fue el diputado Alex Campbell quien había dado positivo de coronavirus horas después de reunirse con el ex presidente en Vicente López. Además de Macri, también se aislaron los 16 participantes de la reunión.