Sharing is caring!

Recibidores de granos anunciaron un cese de actividades por 36 horas en reclamo de apertura de paritarias. Trabajadores de la carne acordaron un 28% por 10 meses.

La Unión de Recibidores de Granos (URGARA) anunció este miércoles un paro de actividades por 36 horas a realizarse a partir del viernes a las 0 horas. La medida de fuerza se tomó en reclamo de la apertura de negociaciones paritarias.

El reclamo de URGARA, que afectará las operaciones en las terminales portuarias de todo el país, se hace concretamente a la Cámara de Puertos Privados. El gremio pidió, además, modificar diversos puntos implicados en el Convenio Colectivo de Trabajo.

«Nos encontramos con la intransigencia empresaria que no quiere reconocer la labor que desarrollamos en plena pandemia. Como trabajadores esenciales venimos contribuyendo al funcionamiento del comercio exterior», dijo Pablo Palacio, titular de Urgara.

Palacio señaló que la negociación paritaria con los trabajadores del sector está vencida desde el 30 de junio pasado. «Los empresarios solo quieren maximizar sus ganancias en un sector que siguió trabajando normalmente en la pandemia», apuntó el sindicalista.

Además de la recomposición salarial, entre los reclamos de Urgara se cuentan, por ejemplo, la reducción de la jornada laboral y horas extras, implementar medidas de seguridad e higiene en el marco del Covid-19 y rever el impuesto a las Ganancias.

«Reclamamos jerarquizar la tarea del perito dado que es quien garantiza la trazabilidad de la mercadería recibida, en tránsito y exportada, y también avala la transparencia en los muestreos de la operatoria del mercado de granos», explicó Palacio a LPO.

El titular de URGARA aseguró que los volúmenes de exportación son récord. La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) indicó que durante el primer semestre se enviaron al exterior unas 52,5 millones de toneladas (entre soja, maíz, trigo, girasol y cebada).

Los empresarios, por su lado, advirtieron que el paro de Urgara podría complicar las exportaciones del complejo agroindustrial y, por ende, el ingreso de divisas del sector que durante el pasado mes de julio terminó en casi 2300 millones de dólares.

En los primeros siete meses de este año, las empresas agroindustriales nucleadas en CiaraA-CEC liquidaron unos 11.603 millones de dólares, una cifra 10,5% menor respecto a los 12.972 millones de dólares ingresados en igual periodo de 2019.

Fuentes oficiales adelantaron a este medio que el Ministerio de Trabajo -que conduce Claudio Moroni- citaría a ambas partes (sindicato y empresarios) durante el transcurso de las próximas horas a una audiencia para intentar solucionar el asunto.

La última vez que Urgara tuvo un conflicto con los empresarios portuarios fue en marzo pasado, al comienzo de la pandemia, cuando anunciaron un paro en reclamo de protocolos y medidas de prevención para evitar contagios en los puertos.

En ese entonces, Moroni decretó la conciliación obligatoria y el sindicato finalmente decidió levantar la medida de fuerza para evitar exponerse a sanciones. Luego se creó un Comité de Seguimiento encargado de monitorear la situación en las plantas.

En este contexto, en las últimas horas la Federación de la Carne acordó con las cámaras empresarias una recomposición salarial que alcanza el 28% en diez meses, hasta enero de 2021 inclusive, restando todavía la negociación de febrero y marzo próximos.

«Los trabajadores de la carne, en nuestro carácter de esenciales, estamos poniendo el pecho a la pandemia y desde nuestra Federación seguiremos enfocados en que se los reconozca como lo merecen», sostuvo Alberto «Beto» Fantini, titular del Sindicato.