Sharing is caring!

Un fuerte comunicado contra las autoridades Municipales dio a conocer el colectivo de artistas y docentes de la EMAN, por los despidos y la ocupación indebida de espacios públicos por una Iglesia Católica de Buenos Aires.

El colectivo de artistas y docentes de la EMAN, en fuerte repudio hacia las acciones que está llevando adelante el Ejecutivo Municipal, tanto con los despidos de nuestros compañeros como con el arbitrario desplazamiento de la Dirección de la Escuela, (cargo concursado bajo la normativa vigente y en total transparencia) manifestamos que: no reconoceremos la designación de ninguna persona al frente de la EMAN por fuera de las formas democráticas que hemos pedido desde SIEMPRE.

Asimismo, denunciamos y nos mantenemos en ALERTA a raíz de la ocupación que está sucediendo en el edificio y el predio de la Escuela de Artes, por parte de integrantes de una comunidad perteneciente a la Iglesia Católica de Bs As, quienes llevan allí misas y actividades del dogma religioso, que nada tienen que ver con la propuesta artística, educativa, social e inclusiva de NUESTRO ESPACIO.

Estas acciones del EJECUTIVO, hacia la EMAN constituyen arbitrarias intervenciones sin ningún consenso intentando un vaciamiento cultural, llevándose por delante nuestros espacios conquistados y nuestro proyecto Institucional, estigmatizando nuestro trabajo y a nuestros y nuestras compañeras que desde hace mucho tiempo han dedicado muchas horas de trabajo artístico y pedagógico tanto para los talleres, propuestas inter institucionales y festivales infantiles, por mencionar sólo algunos. Consideramos que la mejor forma de construir desde las diferencias es la conformación de mesas de diálogos teniendo en cuenta y respetando las identidades culturales de las instituciones. 

Esta forma de maltrato hacia nosotros y nosotras no hace más que marcar las diferencias que existen en los conceptos de Educación y Cultura. No creemos en la imposición de ningún proyecto sin fundamento ni objetivo que destruya lo realizado. No apoyamos ni acompañamos gestiones autoritarias que ejerzan la violencia institucional sobre nosotros y nosotras como tampoco acordamos con las designaciones a dedo, de personas que no se encuentran capacitadas para el desarrollo de nuestra Escuela y Centro Cultural.

Este colectivo, apuesta por el desarrollo de mesas de cogestión y pone en discusión las formas de hacer y realizar cultura y Educación.

La EMAN históricamente ha sido un ESPACIO DE RESISTENCIA ante estos atropellos por parte de quiénes cada cuatro años se creen con el poder y autoridad suficiente para romper con las estructuras. ESTA VEZ NO SERÁ LA EXCEPCIÓN.