Sharing is caring!

El Gobierno bonaerense ordenó frenar un proyecto de ley aprobado esta semana en la Cámara de Diputados.

En caso de prosperar podía encarecer las naftas en la provincia al crear un nuevo impuesto sobre las petroleras.

El proyecto generó polémica desde un principio. Las petroleras advirtieran que el costo de la tasa sería trasladado al consumidor.

La iniciativa, aprobada por la Cámara de Diputados bonaerense, fue presentada por la diputada del Frente Renovador, Blanca Cantero.

Prevé que con el 0,25% de la facturación por la venta de naftas, se constituya un fondo.

Es para estudiar y mejorar las condiciones de seguridad de los trabajadores en todo el proceso de comercialización de hidrocarburos.

Un punto polémico es que en el proyecto figura que la administración del fondo estará a cargo del Sindicato (Soesgype), que dirige Carlos Acuña.

Desde las empresas petroleras salieron rápidamente a repudiar la iniciativa.

Criticaron que el Gobierno nacional promueve una baja en el precio de los combustibles por la caída en la cotización internacional del crudo y aprueban este proyecto.