martes, julio 05, 2022

Locales

ECOLOGÍA: Costa Rica: Temen nueva amenaza a acuíferos. Plan del MINAE enciende alarmas entre defensores del volcán Barva.

Sharing is caring!

a4688.jpg

Por: Jorge Luis Araya (SEMANARIO UNIVERSIDAD)

El movimiento comunal de defensa de los acuíferos del norte de Heredia, que abastecen a más de la mitad de la población costarricense, se encuentra de nuevo en estado de alerta, tras la decisión del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) de oficializar un plan de construcciones para atender turistas en el volcán Barva.


El denominado ‘Proyecto de Infraestructura para el Parque Nacional Braulio Carrillo- sector Volcán Barva MINAE-SINAC’ (Sistema Nacional de Areas de Conservación), motivó que la Unión Cantonal de Asociaciones de Desarrollo Comunal y el Movimiento Regional por la Defensa de las Montañas del Norte de Heredia, presentaran un recurso de amparo para tratar de detenerlo.

Las montañas del volcán Barva son una extraordinaria zona de recarga acuífera, y por las características del suelo volcánico en que se asientan, presentan una alta vulnerabilidad geológica e hídrica. Por ello, cualquier actividad humana -como el turismo- representa una amenaza de contaminación para los mantos acuíferos, que tienen poca profundidad.

Los dirigentes del Movimiento Comunal temen que el proyecto del MINAE sea una versión corregida de un plan que intentó promover el año pasado el diputado herediano Fernando Sánchez, del Partido Liberación Nacional (PLN) junto al exviceministro de Ambiente -Mario Boza- y la Asociación Pro Parques.

En esa ocasión, se habló de la posibilidad de realizar un desarrollo turístico en el Barva, para atraer más de 300.000 visitantes por año, e incluso se mencionó la posible venta de agua, aprovechando los ricos acuíferos de la zona, que surten al 62% de la población costarricense.

Primero circuló una versión de la propuesta y luego otra; en ellas se indicaba que contaban con la ‘activa participación’ de un gran número de instituciones, como la Municipalidad de Barva, la Cámara de Turismo y el Instituto Costarricense de Turismo; pero, luego resultó que al ser consultadas las entidades manifestaron no tener conocimiento del asunto.

Tales anuncios originaron malestar en comunidades de la zona, y hubo protestas que incluyeron una manifestación frente a la casa del diputado Sánchez.

‘Ellos no esperaban que hubiera tal oposición de la gente, y ahora pueden estar tratando de seguir con los planes a través del MINAE’, aseguró uno de los dirigentes comunales, el abogado Rafael López.

El pasado 23 de agosto, la Sala Constitucional (IV) admitió para su estudio un recurso de amparo presentado por los representantes del Movimiento Regional, que alega violaciones constitucionales y pide detener el plan del MINAE.

Los proponentes del recurso aducen que el MINAE adoptó el proyecto sin contar con estudios técnicos y evaluaciones de impacto ambiental. Tampoco consultó a la comunidad, ni a la Municipalidad, Ministerio de Salud, Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA), Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (SENARA), o a la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA), entidades cuya aprobación es obligatoria en estos casos.

Apoyo

Según aseguraron dirigentes del Movimiento Regional, la alcaldesa Mercedes Hernández y los regidores del PLN, que son mayoría en el Concejo Municipal, están apoyando los planes de desarrollo turístico en el Barva, aunque públicamente lo nieguen.

Afirmaron que incluso la alcaldesa ha participado en reuniones junto al diputado Sánchez y el ministro de Turismo, Carlos Ricardo Benavides, donde se ha promovido dichas propuestas.

Sin embargo, en declaraciones a UNIVERSIDAD, Hernández lo negó rotundamente, y explicó que lo que ha estado promoviendo, desde que asumió el cargo, son ciertos proyectos de promoción de la cultura, para atraer turismo a la ciudad y comunidades del cantón, para lo cual ha solicitado apoyo del ministro.

‘No tuve reuniones con Fernando Sánchez, en las que se promovió el tema’ del volcán Barva, agregó Hernández.

No obstante, luego comentó que el diputado ‘nos manifestó a nosotros en reuniones sobre esa posibilidad, pero siempre nos dijo que era un proyecto que tenía el MINAE desde hace mucho tiempo, y que no había tenido apoyo’.

La funcionaria recalcó que la Municipalidad no tiene nada que ver con el plan de obras en el volcán. ‘Es un proyecto del MINAE, que tiene años de estarlo formulando, y hasta ahora vinieron a entregarnos una copia para que nosotros lo viéramos’.

Hernández dijo que fue hasta el pasado 12 de junio que recibió copia del proyecto por parte del viceministro de Ambiente, Jorge Rodríguez, para que fuera dado a conocer a la comunidad.

Como la Municipalidad carece de recursos y cada copia del documento cuesta cinco mil colones, ella optó por dejarlo en una oficina de fotocopiado de la localidad, para que el interesado que lo desee le pueda sacar copia, explicó.

‘El asunto es que esto se volvió político en el momento que parece que nuestro diputado Fernando Sánchez se dio cuenta que el MINAE tenía un proyecto y quería impulsarlo’.

‘Parece que la fundación Pro Parques tenía otra propuesta, pero ninguna de las dos propuestas se le ha presentado a esta municipalidad, ni a esta alcaldía (para su estudio). Ni Pro Parques, ni el diputado han venido a decirnos ‘aquí tenemos esta propuesta’, afirmó Hernández.

Añadió que a raíz de la situación que se había creado en Barva en torno al tema, ella fue junto con el presidente del Concejo Municipal, Adrián Varela, a pedirle al ministro Roberto Dobles que el MINAE adoptara una posición al respecto.

Proyecto

El viceministro de Ambiente, Jorge Rodríguez, dijo a UNIVERSIDAD que la propuesta del MINAE es diferente a la que hizo en su momento el diputado Sánchez.

Rodríguez detalló que esa propuesta hablaba de una serie de cosas que no era lo que habían pensado. ‘Nosotros lo que estábamos planteando era crear las instalaciones para hacer las supervisiones que tenemos que hacer y además de eso tener ciertas áreas de visitación mínimas’ en el volcán, puntualizó.

Es un proyecto que se hizo para ser presentado al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y tiene que pasar todo un proceso antes de ser aprobado, añadió.

Para ello se escogieron los lugares que eran más adecuados y así se expuso durante una reunión que hubo en el Area de Conservación de la Cordillera Volcánica Central (ACCVC), junto a miembros de la Municipalidad y de la comunidad de Barva.

Ahí se informó que todo esto iba aparejado a una serie de estudios paralelos y que el compromiso del Ministerio era hacerles una presentación a través del ACCVC, cada vez que estuvieran estos informes, de manera que estuvieran al tanto de cómo se iba avanzando, dijo Rodríguez.

Quedó claro que había muchos requisitos que cumplir y uno de ellos era el estudio de impacto ambiental, alegó el Viceministro, al negar señalamientos de que el MINAE no ha informado a la comunidad.

‘Desafortunadamente siento que (en la corporación municipal) hay unos conflictos internos y lo que haga uno u otro siempre es cuestionado’, lamentó.

Por su parte, el director del ACCVC, Rafael Gutiérrez, detalló que en el proyecto del MINAE lo que se propone es construir la misma infraestructura para turistas que existe en otros parques nacionales.

En los parques lo que hay es un centro de visitantes para la atención de turistas, que tiene una sala de exhibiciones, y puede tener un aula para estudiantes, una soda, una pequeña área de parqueo y servicios sanitarios.

En el caso particular del Barva, que es un sitio muy visitado por nacionales, se está pensando además la construcción de unos ranchos con asadores, como hay en el Parque Nacional Tapantí (Cartago).

‘Evidentemente que en el caso del Barva se ha tenido el cuidado de no incluir tanques sépticos ni nada de eso, sino que en su lugar van plantas de tratamiento. Ciertamente es un proyecto amigable con el ambiente, que busca cumplir con las normas’, afirmó Gutiérrez.

‘El problema que nosotros hemos tenido es que desde el inicio había un proyecto paralelo que estaba planteando otra gente en el nivel político, y eso, en palabras nuestras, lo que hizo fue embarrialar la cancha, porque la gente se confundió’, comentó.

El funcionario calculó que la visita al Barva no va a superar las 35.000 personas al año, lo que a su juicio no constituye una amenaza para la conservación del sitio, que ciertamente -dijo- es de alta vulnerabilidad.

En cuanto al señalamiento que hacen los barveños, de que el MINAE ya construyó parte de las obras sin tener estudios de impacto ambiental, lo desvirtuó. ‘Lo que construimos hace dos años es la casa de guardaparques, que sí tiene el estudio de viabilidad ambiental elaborado por la SETENA, y es un proyecto distinto, que no es parte de la infraestructura para turistas’, recordó.

En cuanto a la acusación de que ya se construyó la carretera de acceso al parque nacional, sin que se hiciera un estudio de impacto ambiental, Gutiérrez dijo que eso es asunto de la Municipalidad, que lo ha manejado con el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT). La responsabilidad del MINAE es del límite del parque para adentro, precisó.

Decreto

Por otra parte, la alcaldesa Hernández negó que la Municipalidad haya propuesto al Poder Ejecutivo, la emisión de un decreto para crear un parque nacional en el Barva, separado del Parque Braulio Carrillo, del cual forma parte actualmente.

La funcionaria dijo que esa idea ni siquiera se ha discutido en la comuna, y no tendría sentido, porque la administración del parque representaría mayores gastos para el municipio.

‘No sé de donde salió eso; me gustaría conocerlo, porque a mí misma me preocuparía si fuera cierto’, sostuvo.

Lo que hay -mencionó- es un acuerdo tomado el pasado 12 de abril, en que el Concejo Municipal declara a Barva como capital del agua y del arte, y solicita al Poder Ejecutivo emitir un decreto para dar a conocer esa declaración nacional e internacionalmente.

No obstante, según el director de la ACCVC, la propuesta de crear el parque nacional Barva llegó al MINAE enviada por la Municipalidad, en el oficio SM-624, como parte del borrador del referido decreto.

Así se lo comunicó Gutiérrez a la regidora Yolanda Acuña, de la comisión municipal de Medio Ambiente, en una nota del 18 de setiembre último.

De acuerdo con Gutiérrez, él sugirió no incluir esa propuesta en el borrador de memorando que sería enviado al Poder Ejecutivo, y así lo hizo saber en un oficio enviado al Ministerio.

‘Nosotros no estamos de acuerdo con la segregación de ese sector (del volcán). Eso es parque nacional (Braulio Carrillo) y no hay necesidad de declarar parque nacional donde hay parque nacional’, explicó.

Intereses

Los vecinos comentaron que influyentes empresarios y políticos que poseen propiedades en las faldas y partes altas de la montaña del Barva, quieren construir hoteles y han presionado para que se construya la carretera al volcán, con el objetivo de favorecer el desarrollo turístico.

‘Mucha gente está allí metida y son los que están peleando para que se mejore la calle; pero, hay gente que está peleando para que eso no se dé’, dijo Quírico Jiménez, ingeniero forestal y exdiputado, conocedor de la zona.

‘Lo que sé es que allí arriba están metidos todos los políticos del mundo, incluso varios sobrinos y hermanos del presidente (Oscar Arias) tienen fincas allí’. UNIVERSIDAD comprobó que el propio mandatario tiene allí al menos un derecho de usufructo sobre una finca de 3.7 hectáreas, inscrita en el Registro Público con el N° 127593, un valor declarado de 500 colones y valor fiscal de 8,7 millones de colones.

Según Jiménez, en Barva una gente empezó a molestarse, al saber que iban a mejorar una calle para darle alta plusvalía a los dueños de fincas de esa zona, y el MOPT ha estado ampliando esa vía que va al volcán.

Parte de las propiedades ubicadas en esa zona se encuentran dentro de una franja de conservación alrededor de la cumbre del volcán, que una ley vigente desde 1888 declaró inalienable, y, por lo tanto, no puede pasar a manos privadas, según determinó la Procuraduría General de la República.

Para reclamar su derecho, los propietarios que estén dentro de esa área deben probar que sus fincas datan de antes de 1888, porque la Procuraduría prohibió todo lo que son informaciones posesorias, señaló Jiménez, quien logró el pronunciamiento de la Procuraduría en el 2003, cuando era diputado.

Un estudio de la sección de tenencia de tierra del MINAE, ubicó alrededor de 700 propiedades en esa zona, según dijo el director del ACCVC. (ARGENPRESS)