Opinión

Pan y Circo

Sharing is caring!

memphis2.jpgcasa-1.jpg

Por Alfredo Barros

Brillante. Memphis la blusera sonó brillante en la noche del domingo 13 de octubre en la Plaza Dardo Rocha. No hay dudas que esta banda con los años suena cada día mejor. Con un repertorio de canciones que ya están metidas muy adentro de los argentinos, los necochenses, quequenenses, dulcenses, fernandenses , etc pudimos darnos el gusto en vida de haber visto aquí en nuestros pagos, a una banda de música superprofesional. Lo importante, somos capaces de traerlos como somos capaces de hacer muchas cosas. Vamos Necochea, todavía.

Cansados pero felices. El partido de fútbol salón más largo del mundo duró dos días y se convirtió en una gesta que encontró su lugar en el libro Guiness de los récords. Concitó la atención más de un millar de vecinos del distrito, agotadísimos pero felices por participar en esta patriada local. Vamos Necochea, todavía.

Bellísimas. La verdad sea dicha: las jovencitas que participaron de la elección de la Reina de Necochea, una más preciosa que la otra. Las familias seguramente están más que ilusionadas con cuánto futuro les espera, sobretodo teniendo en cuenta que esa belleza natural se convierta en un cheque al portador para estas criaturas. La vida y el mañana nos sonríen. Vamos Necochea, todavía.

Exquisita la carne asada. El crepitar de los cueritos sobre las brasas, los jugosos costillares, eran un claro reflejo de lo que son capaces de producir estas tierras. La mejor de las carnes está aquí en el centro de la plaza del pueblo para que todo el mundo lo compruebe. Vamos Necochea, todavía.

Espectáculo sin par. Los fuegos de artificio, el desfile por la avenida principal, la convocatoria a los descendientes de nuestros fundadores, la banda municipal, los stands culturales, los puestos de venta de comida y artesanías, también conformaron un show que duró todo un fin semana, y nos hinchó de orgullo por lo que somos y hacemos en este lugar bendecido por Dios. Vamos Necochea, todavía.

Escandalizados. Día a día los vecinos del Barrio Nº6 del Plan Federal de Viviendas de Quequén ven como sus casas literalmente se hunden en un terreno que cede. Asombrados, las primeras señales de aviso que exteriorizaron los adjudicatarios eran tímidas y llenas de miedo a perder lo que recién les había tocado en suerte: una vivienda propia. «Vos ocupate de pagar las cuotas, nosotros nos ocupamos de los problemas» les dijo un día la Dra. Alejandra Manis. «La pared de tu casa está cediendo hacia fuera por el peso de la antena satelital de Direct TV» les dijo el Arquitecto Arrosio. «Nosotros no teníamos idea de que esto era un terreno rellenado, no somos adivinos» manifestó el Ingeniero Balesnoy. «Es habitual que en las obras existan vicios ocultos» contó el Arquitcto Serrano. «Son tres o cuatro casas, es infame magnificar este problema» ladraba un comunicador radial. «La empresa no es culpable, es responsable de estas fallas, que no es lo mismo» explicó el propio intendente Molina. Vamos Necochea, todavía.

Bochorno. La democracia del distrito de Necochea y Quequén, herida. Los atentados a dos locales partidarios son un intento de amedrentamiento a los que piensan distinto. La misma historia de siempre, los mismos métodos de siempre de los que declaman la democracia, el pluralismo y por la noche atropellan a los otros que no son obsecuentes. Vamos Necochea, todavía.

Los vecinos del «Barrio Titanic no imaginaban que las pequeñas rajaduras de los primeros días tendrían la magnitud de un escándalo de corrupción de proporciones que trasciende los límites de nuestro distrito. Empresarios inescrupulosos, técnicos obsecuentes, funcionarios municipales cínicos y negligentes, todos responsables del manejo de fondos públicos. Todos implicados en una larga lista de irregularidades que tendrán que dar cuenta a la justicia. Y a la gente.