miércoles, febrero 01, 2023

Internacionales

FMI revisa al alza el crecimiento

Sharing is caring!

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisa al alza el crecimiento de Italia, «uno de los países para los que ha habido una revisión positiva del crecimiento para 2022», en el marco de un difícil contexto global.

Para el próximo año, sin embargo, «se espera una fuerte desaceleración, en gran parte debido a los precios de la energía pero también al impacto del endurecimiento monetario», aseguró el economista jefe del FMI, Pierre Olivier Gourinchas.

Para Italia, el FMI espera una recesión técnica en los próximos meses, con un bajo riesgo de crisis, lo que depende en gran parte de los precios de la energía.

El FMI aconseja a Italia, así como a otros países, que apoyen a los más débiles y se aseguren de que la deuda siga una trayectoria descendente.

Después de +6,6% en 2021, se espera que el PIB italiano aumente un 3,2% en 2022, o sea 0,2 puntos porcentuales más que las estimaciones de julio (+0,9 puntos en abril).

Para 2023, en cambio, el FMI recorta sus previsiones en 0,9 puntos porcentuales (-1,9 puntos en abril), estimando una contracción de la economía del 0,2%. En 2022, Italia crece más que Alemania (+1,5%) y Francia (+2,5%).

Además, la recuperación de los servicios turísticos y de la producción industrial en el primer semestre de 2022 contribuyó a unas previsiones de crecimiento del 3,2% que se espera que se «desaceleren con fuerza» en 2023. La tasa de desempleo en Italia caerá al 8,8% en 2022 desde el 9,5% en 2021.

El FMI predice esto al estimar que el desempleo aumentará el próximo año al 9,4%. En la zona del euro, se espera que la tasa de desempleo disminuya hasta el 6,8% en 2022 desde el 7,7% de 2021, mientras que en 2023 se situará en el 7,0%.

Al mismo tiempo, de acuerdo a las previsiones del FMI en su última Perspectiva Económica Mundial, se espera que la deuda pública italiana disminuya del 150,9% del PIB en 2021 al 147,2% en 2022 y al 147,1% en 2023.

Así lo prevé el Fondo, estimando una deuda del 142,5% en 2027. El déficit esperado también está cayendo: caerá a 5,4% este año desde 7,2% en 2021, y luego caerá aún más a 3,9% en 2023 (3,0% en 2027).

El Fondo Monetario Internacional advirtió este martes que «lo peor está por venir» para la economía mundial a medida que aumentan los riesgos de recesión, mientras los bancos centrales intentan luchar contra la inflación con tasas de interés más altas.

De acuerdo al informe, Eurolandia crece más que Estados Unidos en 2022, pero luego se desacelera de manera más decisiva el próximo año.

El FMI estima que el PIB de la eurozona crecerá un 3,1% en 2022, 0,5 puntos porcentuales más que en julio, mientras que el crecimiento estadounidense se detendrá en un 1,6% (-0,7 puntos).

En 2023 la situación se invierte: el PIB de barras y estrellas crecerá un 1,0% (sin cambios respecto a julio), mientras que Eurolandia anotará +0,5%. (ANSA).