viernes, octubre 07, 2022

Internacionales

España aplica medidas de eficiencia energética

Sharing is caring!

El presidente español Pedro Sánchez anunció hoy la próxima aprobación de un paquete de «medidas urgentes» de eficiencia energética con el objetivo de reducir el consumo del gas un 7% en España.

El paquete de medidas, que no desveló, será aprobado en el Consejo de Ministros del próximo lunes.

«Ahorrar energía es prioritario y va en línea con lo que están haciendo otros países europeos», dijo Sánchez sobre las medidas, con las que se va a «contribuir entre todos a reducir la dependencia de Putin y a doblegar entre todos la curva de la inflación».

La Unión Europea (UE) acordó esta semana un acuerdo para reducir el consumo del gas un 15%, porcentaje que será del 7% en el caso de España.

Sánchez también anunció que en septiembre planteará a la Comisión Europa una propuesta para reformar el funcionamiento del mercado eléctrico para desacoplar el precio del gas del precio de electricidad, y para poner un tope máximo al precio de las emisiones de CO2.

Sánchez realizó estos anuncios en La Moncloa en una rueda de prensa de balance antes de irse de vacaciones en la que compareció sin corbata e instó a hacer lo mismo.

«Le he pedido a los ministros y le digo al sector privado que no usen la corbata cuando sea posible. Estamos haciendo frente al ahorro energético de nuestros país», afirmó a fin de disminuir el uso del aire acondicionado.

Cuca Gamarra, portavoz del conservador Partido Popular (PP), consideró que pedir a los hombres que se quiten la corbata es «una frivolidad».

En su balance del curso político, Sánchez repasó las medidas aprobadas para «proteger a la mayoría social de los españoles», como la subvención de 20 céntimos al litro de los carburantes hasta final de año, la gratuidad de los abonos de trenes de cercanías y la rebaja del IVA de la electricidad.

También el nuevo impuesto aprobado para las empresas energéticas y a las entidades bancarias porque «las dificultades de la mayoría no pueden ser las alegrías de una minoría» y porque «arrimar el hombro es una obligación», dijo.

Sánchez se refirió a las quejas manifestadas por los afectados y citó a Ana Botín (Banco Santander) e Ignacio Galán (Iberdrola): «Si protestan es que vamos en la buena dirección», afirmó.

«Las entidades financieras pueden y deben ayudar al país a salir de esta situación, como España ayudó a los bancos a salir de la crisis financiera, como hacen otros gobiernos de todo signo político, incluso algunos conservadores», afirmó.

«Sentamos las bases de una respuesta en la que se reparta de forma más equitativa y justa las cargas de esta guerra» dijo Sánchez, que apuntó que lo hace con «recetas progresistas, políticas socialdemócratas, procurando que ningún beneficio particular esté por encima de los intereses generales».

Desde septiembre, recordó, se han movilizado 30.000 millones de euros en ayudas a la clase media y colectivos vulnerables, cuantía que representa 2,3 puntos del Producto interior bruto (PIB).

De no haberse aprobado estas ayudas la inflación no sería del 10 sino del 15%, aseguró Sánchez.

La inflación escaló en julio hasta el 10,8%, su nivel más alto en 38 años, según se conoció hoy de datos oficiales del Instituto nacional de estadística (INE).

La inflación, subrayó Sánchez, es «la principal preocupación de la economía global, de los gobiernos europeos y la principal tarea que tiene por delante el gobierno de España».

Para el PP, «las últimas medidas no funcionan, nos están saliendo muy cara a los españoles», pues «hacen que los españoles sean un 11% más pobres de lo que eran hace un año», declaró Gamarra.

Sánchez también anunció hoy que esta semana España recibió el segundo pago de los fondos europeos para el Plan de Recusación, por valor de 12.000 millones de euros, de los 70.000 aprobados por Europa para este país. (ANSA).