miércoles, julio 06, 2022

Locales, Política

POLÍTICA: El intendente respondió críticas de un concejal

Sharing is caring!

La última sesión del Concejo Deliberante llevada a cabo este último jueves en el recinto legislativo no fue una sesión más.

En ella, se aprobaron por mayoría dos expedientes que despertaron un álgido debate entre los ediles, la rendición de cuentas del ejercicio 2021 y la realización de una carrera de motocross el próximo fin de semana.

Particularmente intenso fue el debate por el primero de los temas, la rendición de cuentas del año pasado del gobierno municipal.

Allí tomó la palabra el concejal de la UCR Gonzalo Diez, quien cuestionó distintos puntos del presupuesto, en particular, el organigrama municipal con su estructura política, a la que acusó de “no hacer el ajuste” ante la crisis.

Lejos de esquivar el tema, el intendente municipal, Arturo Rojas, salió a dejar en claro su postura. “En el medio de una pandemia no hemos parado de avanzar en obras y esto el vecino lo ve, no lo pueden tapar en el Concejo Deliberante buscando artilugios y argumentos para oponerse”, enfatizó.

Sin mencionarlo abiertamente, el jefe comunal fue tajante al responder a Gonzalo Diez, a quien recordó por su cargo como delegado de la Defensoría del Pueblo durante seis años, cargo por el cual cobró un importante sueldo (que ascendió a poco más de $100.000 el año pasado) sin trabajar un solo día.

“Algunos se quejan de los funcionarios políticos…yo digo, los funcionarios cumplen la función, cobran del bolsillo de los vecinos, porque los vecinos son los que nos pagan los sueldos, y tienen que rendirles cuentas de lo que hacen.

Ahora, a mí me daría vergüenza si hubiera sido como un concejal hoy de la oposición, durante seis años funcionario político, hubiera estado cobrando durante seis años, y no hubiera podido resolverle problemas a un solo vecino.

Eso me daría mucha vergüenza. Haber sido Defensor del pueblo desde el 2016 hasta que le tocó asumir ahora en la última elección, haber cobrado, haber reconocido que cobró (porque primero lo tapaba), y no le resolvió el problema a un solo vecino, ¿No le da vergüenza? Por ahí suena fuerte pero en mi barrio le dirían que es un sinvergúenza”, aseguró el intendente.

Diez, que fue ocho años concejal entre 2007 y 2015 antes de su nuevo mandato actual, consiguió tras su salida del Concejo un cargo ficticio como delegado de la Defensoría del Pueblo de la Provincia, un cargo que, en los papeles, debía ocupar en una oficina de la calle 54 de la ciudad de La Plata pero a la cual nunca fue por una supuesta falta de un espacio donde desempeñar su cargo, pero que tampoco desempeñó en nuestra ciudad y para el cual siguió cobrando un importante sueldo durante casi seis años.

“Ha sido uno de los funcionarios más caros de la historia, porque un funcionario que cobra y no se sabe a dónde va a trabajar, ¿de dónde se piensa que salen esos recursos? Salen de los impuestos que pagamos todos los bonaerenses durante todos los días cada vez que vamos a comprar algo”, reflexionó Rojas, y concluyó,

“Nosotros, los que estamos en Necochea, los que realmente somos funcionarios y le rendimos cuenta a la gente, estamos todo el día dando explicaciones de cada acto de gobierno. Bueno, en este caso un concejal que se jacta permanentemente, que hace gala de la honestidad y de la transparencia, no puede explicar por qué estuvo seis años cobrando sin ir a trabajar”.