miércoles, septiembre 28, 2022

Internacionales

COVID: ¿Llega a su fin la epidemia en Europa?

Sharing is caring!

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Kluge, afirmó que es «plausible» que con Ómicron el Viejo Continente «se esté moviendo hacia el final de la pandemia».

Según su análisis, Omicron, que podría infectar al 60% de los europeos en marzo, comenzó una nueva fase de la pandemia del Covid-19 en la región que podría terminar con su fin.

Kluge aseguró que «en cuanto la ola de ómicron se calme, habrá algunas semanas y meses de inmunidad global».
Según el director regional de la OMS, esto se debe o a la vacuna anti-Covid o «a que la gente se habrá inmunizado por la infección».

Al mismo tiempo Kluge advirtió que en toda Europa habrá una «bajada a causa de la estacionalidad».

Una luz al final del túnel, por tanto, mientras el virus sigue corriendo con picos de contagios por todo el mundo. No solo en Europa (Alemania alcanzó una incidencia semanal récord de 772,7 casos por cada 100.000 habitantes) sino también en Rusia y en toda Asia, desde China hasta Nueva Zelanda. Donde la primera ministra, Jacinda Ardern, pospuso su casamiento, debido a las nuevas restricciones decididas por su gobierno.

«Mi boda no se va a celebrar», confirmó, tras haber explicado con detalle las medidas puestas en marcha, entre las que se incluye un límite de 100 personas, todas completamente vacunadas, para cualquier reunión o evento.

«No soy diferente de los miles de otros neozelandeses que han experimentado situaciones mucho más devastadoras debido a la pandemia, incluida aquella particularmente dolorosa de no poder estar con sus seres queridos cuando están gravemente enfermos», afirmó la premier anunciando el aplazamiento de los casamientos.

Una decisión tomada tras un repunte de casos en la vecina Australia (88 muertos en un solo día), con el objetivo de seguir manteniéndose entre las naciones menos afectadas por el Covid: Nueva Zelanda registró oficialmente 15.104 contagios y 52 muertos desde el inicio de la pandemia.

La carrera de Omicron también preocupa a China, decidida a continuar con los próximos juegos de invierno y por ello dispuesta a cerrar, como sucedió en las últimas semanas, ciudades enteras aunque sea por algunos casos, o a vigilar provincias enteras con hisopados.

Es lo que está ocurriendo en Fengtai, uno de los 16 distritos del municipio de Pekín, donde las autoridades sanitarias han iniciado un control generalizado, con una ronda de hisopados moleculares en todo el territorio tras la notificación de un nuevo grupo.

Por otro lado, Rusia ha alcanzado el tercer récord diario consecutivo de contagios. Fueron 63.205 casos de coronavirus en las últimas 24 horas, tras los 57.212 contagios del sábado y los 49.513 infectados del pasado viernes.

Moscú -el epicentro de la epidemia en el país- también estableció un nuevo récord, por cuarto día consecutivo, con 17.528 nuevos casos. Tanto los contagios en la capital como los del resto del país se deben principalmente a la propagación de la variante Omicron.

Los datos del gobierno indican 326.112 muertes por Covid-19 desde el inicio de la pandemia. Sin embargo, la agencia de estadísticas Rosstat -que basa sus datos en una definición más amplia de las muertes causadas por el virus- contabiliza casi el doble.

Y contra las restricciones anti-convid continúan también las protestas. Miles salieron a las calles para protestar por el «pase súper verde» el sábado por la noche en Francia, mientras que en Bruselas el domingo por la tarde comenzó con una serie de enfrentamientos entre manifestantes y policías.

Los manifestantes arrojaron objetos a los agentes, que reaccionaron con gases lacrimógenos e hidrantes en las inmediaciones de las instituciones europeas.

Miles también desfilaron del otro lado del océano, en Washington, donde en la mira de 20 mil «no vax» terminaron el presidente Joe Biden y el virólogo Anthony Fauci. (ANSA).