Policiales y Judiciales

Pidieron anular el juicio que declaró «no culpables» a los acusados de abusar de una menor en Miramar

Sharing is caring!

Los tres jóvenes acusados de abusar sexualmente de una adolescente de 14 años en un camping de la localidad balnearia en 2019, fueron declarados «no culpables» por un jurado popular, lo que el letrado de la víctima calificó como una «catástrofe judicial». Los abogados de la joven solicitaron que se realice un nuevo debate a cargo de un tribunal oral.

Los abogados de la joven que denunció haber sido abusada sexualmente en un camping de la ciudad balnearia de Miramar en 2019, cuando tenía 14 años, pidieron la nulidad del juicio por jurados y el veredicto que días atrás declaró «no culpables» a los tres acusados por el hecho, y solicitaron que se realice un nuevo debate a cargo de un tribunal oral.

Así lo confirmó hoy a Télam el abogado Maximiliano Orsini, quien explicó que el escrito fue presentado ante el Tribunal Oral Criminal 3 (TOC 3) de Mar del Plata, que tuvo a su cargo el juicio realizado la semana pasada con un tribunal ciudadano.

«Solicitamos se anule con urgencia la totalidad de lo actuado» y que «se fije nueva audiencia de debate bajo las condiciones de juicio común», indicaron en su petición a la que tuvo acceso esta agencia.

En un escrito de 40 páginas, plantearon la «insanable nulidad» del proceso desarrollado en el Teatro Auditorium de Mar del Plata, por la no intervención «necesaria en el juicio» de la asesora de Menores e Incapaces, «a la que se le negó su participación esencial» durante la declaración de la víctima «en condiciones de grave indefensión».

«El tribunal se desligó de toda la normativa imperativa para proteger a la victima, sometiéndola al escarnio de la re victimización». JUAN PABLO GALLEGO, LETRADO DE LA VÍCTIMA

Señalaron, además, que hubo una «flagrante violación a la limitación probatoria» que había sido dispuesta por el juez Fabián Riquert de cara al juicio, para evitar la revictimización de la menor.

«Desde el inicio del debate al alegato de apertura, los defensores deliberadamente plantaron la idea de ‘no nos dejan hablar de ciertas cuestiones oscuras’, ‘nos tiene amordazados’, ‘si ustedes señores del jurado supieran la verdad’, dando a entender que durante el juicio hablarían de lo que no se podía hablar, la intimidad de la víctima», indicaron.

Consideraron en ese sentido que «durante el debate y así surge de la grabación completa del mismo, se han formulado constantemente por parte de los defensores de los acusados, estereotipos sobre la condición de la mujer, de su vulnerabilidad, de la edad, los antecedentes sexuales de la víctima, para concluir que existió un consentimiento valedero».

A partir de estos elementos, subrayaron «la palmaria invalidez al veredicto del jurado», por la «vulneración de derechos a la integridad, a la vida privada y familiar, a los derechos de la niña, a la igualdad ante la ley», y «en relación con las obligaciones de respetar y garantizar los derechos y de no discriminar».

En caso de que el planteo sea rechazado por el TOC 3, recurrirán al Tribunal de Casación Penal bonaerense, «a los fines de asegurar el derecho de la víctima a la doble instancia judicial»

Los abogados insistieron además en «la inconstitucionalidad» de este tipo de juicio en casos de estas características, ya que el procedimiento «impide que la menor víctima pueda hipotéticamente recurrir la sentencia alcanzada», lo que «se contrapone y vulnera palmariamente los principios de la Convención Internacional de los Derechos del Niño».

En base a estos planteos, solicitaron que «se anule con urgencia la totalidad de lo actuado y se reenvíe las actuaciones a un tribunal hábil que por turno corresponda a los fines de fijarse nueva audiencia de debate bajo las condiciones del juicio común».

Por su parte, el otro letrado de la víctima, Juan Pablo Gallego, calificó al juicio como una «catástrofe judicial», ya que consideró que el tribunal «se mostró ausente de un juzgamiento en el cual debía protegerse a un niña que sufrió este delito en un situación gravísima».

«Lo que hizo el tribunal fue desligarse de toda la normativa imperativa para proteger a la victima, sometiéndola al escarnio de la re victimización, haciéndola declarar sin ninguna garantía, con ausencia de la defensora de menores, con lo cual acá decimos que no hubo un error de un jurado popular, acá hubo una catástrofe judicial que pone en riesgo compromisos internacionales de la Argentina», manifestó en diálogo con el canal Todo Noticias.

En ese sentido, los letrados informaron que en caso de que el planteo sea rechazado por el TOC 3, recurrirán al Tribunal de Casación Penal bonaerense, «a los fines de asegurar el derecho de la víctima a la doble instancia judicial».

El juicio

Lucas Pitman (24), Tomás Jaime (26) y Juan Cruz Villalba (25), los tres jóvenes acusados de abusar sexualmente de la menor en un camping de la localidad balnearia de Miramar fueron declarados «no culpables» el pasado viernes por el jurado popular, tras cuatro jornadas de juicio.

Los tres fueron imputados el 1 de enero de 2019 por el delito de «abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas», y los doce ciudadanos que conformaron el jurado popular consideraron que no son responsables penalmente por el hecho.

Los jóvenes habían llegado a juicio luego de que durante la instrucción del caso, la fiscal Florencia Salas los acusara de haber abusado sexualmente de la menor «aprovechándose de la edad» de ella y de que «no podía consentir libremente el accionar».

«No hubo un error de un jurado popular, acá hubo una catástrofe judicial que pone en riesgo compromisos internacionales de la Argentina». JUAN PABLO GALLEGO

El veredicto del jurado fue en línea con el pedido realizado por los tres defensores -Martín Bernat y Agustín Robbio por parte de Jaime; Marcelo Jiménez por de Villalba; y Noelia Agüero, en el caso de Pitman-, quienes solicitaron que fueran declarados «no culpables».

Tras conocer el planteo de nulidad presentado por la querella, Bernat consideró que «es totalmente absurdo» y que «el veredicto no puede impugnarse de ninguna manera».

«El juicio estuvo bien llevado y se respetó todo el proceso. En ningún momento ni la fiscalía ni el particular damnificado se opusieron a ninguna pregunta de la defensa. El particular damnificado no dijo nada de todo esto durante el juicio. No hubo prejuicios. La verdad salió a la luz. Estas actitudes antidemocráticas provocan una crisis en la sociedad en base a mentiras», dijo en diálogo con Télam.

  • Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género
  • Por llamada gratuita las 24 hs Línea 144
  • Por WhatsApp +5491127716463
  • Por mail a linea144@mingeneros.gob.ar
  • Descargando la app