Locales, Política

La Unidad Barrial Álamos sigue creciendo junto a su barrio

Sharing is caring!

La Unidad Barrial Álamos de la UTEP-Movimiento Evita ya lleva más de tres años creciendo en el barrio homónimo para estar cerca de las vecinas y vecinos y para buscar el progreso colectivo gracias al trabajo en conjunto.

En la capilla San Pablo del barrio Los Álamos, trabajadores y trabajadoras de la economía popular brindan atención alimentaria para decenas de familias con cuatro desayunos y dos viandas nocturnas a la semana.

Sin embargo, el trabajo va más allá y el espacio pudo sumar actividades recreativas, de acompañamiento y de formación para las y los ciudadanos de la zona.

Además, las vecinas Mabel Sáez y Carina Lavié están presentes en la Mesa Social municipal para plantearle al Estado local las demandas y necesidades que surgen en el día a día.

Gracias al acuerdo de colaboración comunitaria entre la organización y la Iglesia Católica en el lugar ubicado en la calle 88 al 1500 existe un ropero comunitario para quien lo necesite, se brinda apoyo escolar de manera gratuita los días martes y jueves, mientras que los lunes, miércoles y viernes se realiza una escuela de boxeo al aire libre para todas las edades.

Este trabajo constante ha permitido fortalecer todos los días los lazos comunitarios que permiten sumar voluntades para trabajar por el barrio, incluso pudiendo reclamar en conjunto ante el abandono del municipio y presentando expedientes para la desratización, el arreglo de calles, la colocación de luminarias, la regularización de los piletones y el matadero.

Este trabajo sostenido todos los días desde hace más de tres años ha ido dando sus frutos ya que actualmente también se cuenta con unidades productivas de costura, arte, panificados y cestería y reciclado.

De esta forma, trabajadores y trabajadoras de la economía popular se han organizado para empezar a producir por su cuenta y ganarse la vida con el fruto de su trabajo, junto a la formación recibida desde la UTEP-Evita en los talleres que pudieron transformarse de lugares de capacitación a lugares de producción.