BRASIL: Bolsonaro, «no temo a las investigaciones»

En vísperas del inicio de la Comisión Investigadora de pandemia

Sharing is caring!

EPA/Joedson Alves

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, aseguró no estar preocupado por la Comisión Parlamentaria de Investigaciones (CPI) que comenzará a funcionar mañana, de la cual forman parte congresistas opositores que prometieron citar a altos funcionarios y exfuncionarios.

«No estoy preocupado porque no debemos nada», declaró el mandatario ante periodistas durante una visita realizada hoy al estado de Bahía, en el nordeste del país.

La CPI de la pandemia, que será puesta en funciones este martes, ha movilizado al jefe de Gabinete, general Luiz Eduardo Ramos, quien solicitó informes sobre las medidas adoptadas por el gobierno a trece ministerios, a fin de fortalecer los alegatos de los funcionarios convidados a declarar. Junto al ministro Ramos está trabajando el coronel Elcio Franco, exviceministro de Salud, cuando esa cartera fue comandada por el general Eduardo Pazuello.

Senadores opositores anunciaron la intención de citar a Pazuello para indagarlo sobre el atraso en la compra de vacunas, la crisis ocurrida en enero en Amazonas, donde murieron pacientes por falta de oxígeno, y la distribución de hidroxicloroquina, pese a que la droga no se recomienda para enfermos con Covid-19.

Los cuestionamientos a la política del gobierno frente al coronavirus han ido en aumento en las últimas semanas junto con la explosión de víctimas fatales, que ya suman más de 390 mil y 14,4 millones de infectados.

La crisis sanitaria afectó la popularidad de Bolsonaro, a quien las últimas encuestas ubican detrás del expresidente, Luiz Inácio Lula da Silva, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT).

«Yo no estoy preocupado con Lula, mi preocupación es Brasil, si una persona vota a alguien como Lula, con el pasado que tiene Lula, es porque no entiende nada de política» dijo hoy Bolsonaro.

«Vean lo que pasa en los países de América Latina adonde volvió la gente del Foro de San Pablo (entidad que nuclea partidos de izquierda)», comentó.

Bolsonaro visitó hoy la localidad de Conceicao de Jacuipe, en el interior del estado de Bahía, donde inauguró un tramo de una carretera federal.

Sin tapabocas, el líder de ultraderecha reiteró sus críticas a los gobernadores que implantaron medidas de aislamiento social para contener el contagio del Covid-19.

«No podemos admitir que algunos pseudogobernadores impongan una dictadura usando el virus para someterlos», dijo.

«Nosotros tratamos al virus con mucha responsabilidad, pero además del virus hay que preocuparse con el desempleo; no fue el gobierno federal el que cerró el comercio, no fue el gobierno federal el que destruyó millones de empleos», reforzó.

La semana pasada Bolsonaro prometió movilizar el Ejército contra las cuarentenas decretadas en varios estados.
«Brasil no puede y no va a parar, nuestra bandera nacional jamás será roja, está llegando la hora de que Brasil dé un nuevo grito de independencia», proclamó el jefe de Estado en la mañana de este lunes.

«Pueden estar seguros de que en breve volveremos a la normalidad, muchas gracias a Bahía, siempre estamos juntos en defensa de la patria y la libertad», reforzó.

Bahia es gobernado por Rui Costa, del PT, que además de haber implementado el aislamiento lidera un grupo de gobernadores que criticó al gobierno por «retrasar» la autorización de la vacuna rusa Sputnik V. (ANSA).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *