OPINIÓN: ¿La banca es personal o del partido político?

1

Sharing is caring!

Por Miguel Abálsamo

El caso reciente de la formación de su propio bloque unipersonal de la concejala Norma Ali, asumida por la lista del «Frente de Todos», hoy continuando ese proyecto pero sin integración al partido por que cual llegó a la misma, abre siempre la misma discusión, ante un hecho que ocurre y ocurrirá muchas  veces en la política argentina, y tiene variados casos en el distrito de Necochea.

La misma discusión, el repetido debate, los desencuentros de expresiones, un mar de acusaciones de parte del sector involucrado, el silencio general, el tiempo en el corto plazo acomoda la circunstancia y todo termina como siempre, tan sólo diferencias de momentos y paso al olvido rápidamente.

Es extensa la nomina de hechos iguales que se han sucedido, desde todos los signos ideológicos y en disimiles situaciones por distintos enfoques, cada uno argumentando lo suyo, el bloque que se ve afectado por la debilidad de perder una o un integrante, la observancia de la sociedad sobre los procederes, y una respuesta que no tiene respuesta… ¿de quien es una banca legislativa, de la persona que fue votada en la lista o del partido que representa?

No hay respuesta, porque no hay legalidad al respecto, se deben atender a las dos bibliotecas como dirían los profesionales de la abogacía, cada una con su cuota parte de razón.

Se puede tener una actitud ética en la reflexión, se puede tener una actitud fría en el marco político para aceptar las reglas de juego de la democracia.
En lo personal nunca he tenido una idea definida.

Uno se puede ir de una banca de concejal por distintos motivos. Cambio de época, ergo, cambio de política, el desviar el partido por el que asumiste los ideales y proyectos que te llevaron a estar allí, problemas personales de incomodidad en el bloque, sentirse discriminado y poco atendido cuando se presentan proyectos o ideas, seducción con otro sector, la que no tuviste tiempo atrás, etc…etc… y no quiero caer en los golpes bajos a los que se acuden a veces con simpleza, deslealtad, arreglos políticos o económicos de momento, avizorar en los cambios mejor futuro político…etc…etc…

El análisis final de las cuestiones sobre cambios de camisetas en el legislativo, a veces claves en las votaciones que se desarrollan.

El partido político nomina y el pueblo elige a través del voto popular en las denominadas e históricas «listas sabanas», todos adentro, conoces al primero, un poco al segundo, casi nada al tercero y viene la fila de los desconocidos que serán parte vital de la democracia argentina por cuatro años con sus voces y fundamentalmente con sus votos.

El derecho soberano lo tiene el pueblo, el partido lo único que hace es incluir candidatos.

El partido reclama la devolución de una banca, quien la tiene aduce que lo voto el pueblo y nada esta establecido en cuanto a de quien es la banca.
Aquí esta la verdad.

Es cierto, nada esta establecido.

Existe un vacío legal

Por eso, en este vacío legal, nadie es dueño de la verdad absoluta, para algunos la banca es del partido y exigen renuncias, para otros la banca es del pueblo que voto a ese legislador , y por último esta, no debemos olvidar, la libertad de conciencia… ¿que ocurre cuando alguien se va de la banca para favorecer al pueblo con su voto, contrariando a su bancada?

Todo esto se terminaría si hubiese un recurso legal que establezca claramente de quien es la banca, mientras esto no ocurra habrá dos argumentos válidos de cada lado, no la razón total.

Mientras tanto, lo que ha ocurrido varias veces en Necochea, podemos recordar muchos casos veríamos con sorpresas la gran cantidad,  se seguirá repitiendo, creo modestamente que con una resolución legal terminaríamos con dudas y pondríamos claridad a la discusión.

El único caso de renuncia a su banca fue la de Pérez Moretti en 1986 cuando luego de encabezar la lista un año antes del radicalismo y ganar las legislativas ante el Justicialismo, tuvo serias desavenencias con su partido y presentó la renuncia, en todas las otras ocasiones terminaron haciendo bloque aparte.

Por eso, en cada elección legislativa se pone más rigor para colocar a los propios, claro que en esta democracia moderna los gobiernos son de coaliciones y alianzas, lo cual nada garantiza en el corto o largo plazo que por diferentes motivos se sucedan estas cosas.

Un comentario en «OPINIÓN: ¿La banca es personal o del partido político?»

  1. Con una ley de lealtad politica se acaban los transfugas de votos. Que diferencia hay de los concejales de Nueva Necochea y del intendente que se fueron de la alianza por la cual llegaron al gobierno y lo de esta señora, ninguna diferencia es igual.

Los comentarios están cerrados

Entrada siguiente

NECOCHEA: Promotoras sanitarias para la temporada

Lun Ene 25 , 2021
Trabajadoras comunitarias de la UTEP-Evita realizan tareas de prevención, cuidado y concientización frente al coronavirus en la Villa Balnearia. Las Promotoras de Salud de la UTEP-Evita comenzaron a trabajar en la zona de la Villa Balnearia con distribución de barbijos gratuitos, alcohol en gel, información y con la desinfección de […]