Internacionales

INGLATERRA: Londres vuelve a ser una zona roja

Sharing is caring!

EPA/ANDY RAIN

Nuevas medidas restrictivas contra el Covid-19 en Londres, que vuelve a quedar enclaustrado desde el miércoles, según un anuncio que llega a los municipios por parte de Matt Hancock, ministro de Salud del gabinete de Boris Johnson.

De este modo se formaliza la decisión de reaccionar sin demora ante el resurgimiento local de contagios registrado tras el fin del encierro nacional de un mes el 2 de diciembre.

El confinamiento prevé que la capital pase de la alerta naranja a la roja, con un nuevo cierre de restaurantes, pubs y algunas tiendas.
Limitaciones que durarán por ahora hasta el 23, cuando en todo el Reino, incluido Londres, se activará un alivio de las restricciones de cinco días de duración en Navidad.

La drástica determinación se produjo después de que cifras sombrías mostraran casi 24 mil casos confirmados en Londres en una semana, contagios en aumento en todos los distritos y un nuevo pico de segunda ola en infecciones.

Antes de explicar la decisión a la Cámara, Hancock se reunió con los diputados electos en los colegios de Londres por separado, a fin de explicarles la necesidad aplicar las restricciones, también extendidas desde el miércoles al vecino condado de Hertfordshire, que incluye el aeropuertode Luton y la ciudad del mismo nombre.

A partir del 2 de diciembre, la capital británica se había colocado en el nivel de alerta naranja (como el grueso de Inglaterra), el segundo más severo en la escala británica de tres (Tier 2), con limitaciones en los contactos sociales y actividades comerciales más restringidas.

En cambio, la alerta roja (o Nivel 3) refleja un riesgo de infección definido por las autoridades sanitarias y el gobierno como «muy alto» e implica precauciones locales cercanas a las de un bloqueo real. La indicación, ahora adoptada por el ministro de Sanidad del gobierno tory de Johnson, no fue inesperada y fue sancionada hoy por un comité de gobierno, también formado por expertos y científicos y llamado a revisar la situación territorio por territorio cada dos semanas.

Por la mañana, fue el alcalde laborista de la metrópoli del Támesis, Sadiq Khan, quien anticipó el cierre como una precaución necesaria e inevitable dada la tendencia de contagios en los últimos días.

El Nivel 3 implica nuevos cierres generales de restaurantes, pubs y bares (excepto comida para llevar), hoteles, algunas tiendas y restricciones más estrictas a los movimientos: con consecuencias inevitables, especialmente en el período previo a la Navidad, en sectores de la economía y el comercio, ya golpeado duramente por los efectos de la pandemia.

Por ahora, no se habla de un cierre anticipado de escuelas con vistas a la Navidad, invocado por el mismo Khan. (ANSA).