Sharing is caring!

El Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, Guido Lorenzino, confirmó que reclamó de manera formal que se le quite la concesión del servicio de energía eléctrica a Edesur.

Es «por incumplimiento del contrato» y aclaró que «no es una expropiación».

«Entre las multas y los incumplimientos vamos camino a la rescisión de los contratos de Edesur».

Así lo destacó Lorenzino, quien advirtió que otras empresas del sector como «Edenor y Edelap no están en esos niveles».

Al respecto, enumeró que «el 75% de las quejas tiene que ver con Edesur, el 10% con Edelap y el 5% con Edenor».

«Aplicaron aumentos que las personas no pudieron pagar y tampoco cumplieron con los planes de obra.

En 2017 decían que no hacían las obras porque no podían aumentar las tarifas pero tampoco habían hecho inversiones con los aumentos del 3000 por ciento», autorizados por el gobierno de Mauricio Macro, advirtió Lorenzino.

Más adelante subrayó que la Defensoría no promueve una expropiación sino el quite de la concesión por incumplimiento de contrato.

En diálogo con El Destape Radio, el funcionario recordó que «Edesur fue multado por la gestión del ENRE anterior por 500 millones de pesos» y subrayó que «aún no la pagaron».

«Necesitamos las obras más que las multas. Hubo una transferencia de recursos a Edesur que no se ve en obras», denunció Lorenzino, quien consideró que ya se agotaron todas las instancias burocráticas para que la empresa se comprometiera a realizar las inversiones que nunca hizo.