Sharing is caring!

«Regresando de una nueva y trascendente reunión del Comité de Prevención y Solución de Conflictos de Batán, que todo el tiempo nos va dejando nuevas enseñanzas«, indicó el juez Mario Juliano.

Fue muy emotivo leer el proyecto para facilitar y optimizar las visitas (cuando regresen) elaborado en forma conjunta por personal penitenciario y personas privadas de la libertad, pensando en los demás y, principalmente en las madres, esposas, novias y mujeres en general que son las que se llevan la peor parte en ese trámite.

También se leyeron algunas propuestas preliminares elaboradas por las ppl para mejorar la deplorable prestación del servicio de salud y que pueden contribuir a mejorar un poco las cosas, como por ejemplo, algo tan sencillo como una cartelera que indique qué día atiende cada especialidad y que se puede profundizar, cuando sea factible, la atención por videoconferencia.

Todas cosas (en el caso de las visitas y el servicio de salud) que no cuestan dinero pero que muestran preocupación por hacer las cosas mejores y prodigarnos un trato más amoroso.

Se relevó el notorio descenso de las causas disciplinarias pero, a la par, se apuntó la existencia de algunos procedimientos donde habría existido uso excesivo e innecesario de la fuerza. Esos episodios nos entristecen y va a ser superados, pero en otros momentos ni siquiera se hubieran podido blanquear.

Por último se fijó que el 25 de junio se llevará a cabo por plataforma remota la primera asamblea comunitaria que se denominará “Batán Rinde Cuentas” donde, precisamente, el  Comité dará cuentas frente a la población penitenciaria, personal penitenciario, miembros del Poder Judicial, autoridades municipales y provinciales y público en general de los resultados de la gestión, de lo que se pudo hacer y de lo que aún resta, dificultades y logros, para que inmediatamente después quien lo desee tome la palabra y haga los aportes críticos y/o coincidentes que desee.

Finalizo contando un episodio previo a que terminara la reunión que, de algún modo, refleja la dinámica de este increíble grupo humano. Uno de los funcionarios relevantes del Comité (no viene al caso identificarlo) pidió la palabra diciendo que quería hacer un sinceramiento. Se hizo un silencio y lo miramos.

Dijo que le parecía contradictorio que, mientras del Comité se promovía el diálogo y la convivencia, él hacía mucho tiempo que había dejado de tener diálogo con otro de los funcionarios relevantes del Penal y que entonces lo invitaba a que cada uno dejasen su orgullo a un lado y que cuando terminase la reunión se encontrasen a hablar de todas las cosas importantes que hay por hacer. A lo que el otro funcionario respondió que desde ya tenía toda la predisposición para retomar el diálogo.

Como suele ocurrir en estas reuniones, se hizo presente por videoconferencia el jefe del SPB, Xavier Areses, que felicitó al Comité por ser el pionero de una experiencia que se va a replicar en toda la Provincia y que es histórica en la vida de los sistemas penitenciarios.