Sharing is caring!

Una encuesta muestra que la mayoría de los productores de economías regionales aducen problemas para comprar insumos, cobrar cheques, exportar y acceder a programas oficiales.

Un 40% de los productores de economías regionales no pudo pagar los sueldos del mes de abril en el marco de la cuarentena por el avance del Covid-19, según indicó un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

La encuesta -que releva a los principales complejos productivos del país- muestra que dentro del 60% de los productores que pagaron los sueldos, un 39% lo afrontó con ventas realizadas entre marzo y abril y casi un 38% lo hizo con fondos propios.

El estudio señala además que sólo un 53% de las Pymes de economías regionales consultadas contó con todo su personal para cosechar o producir el mes pasado. El 47% restante, en tanto, lo hizo con 75% o menos de su nómina de empleados.

Un dato no menor es que solo un 7,6% de los productores dijo que pudo acceder a la línea de créditos al 24% que implementó el Banco Central para el pago de sueldos de las Pymes y un 4,6% entró en el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Las economías regionales representan un 63% de las exportaciones agropecuarias argentinas. «Se necesitan unos 812 millones de dólares en capital de trabajo para mantener en pie a las Pymes», calculó la entidad que representa a las pequeñas y medianas empresas.

El pago de impuestos fue uno de los tópicos de la encuesta de CAME a la que accedió LPO: un 23% de los productores aseguró que no pudo pagar el IVA; un 18% no afrontó el pago de Ganancias; y un 19% no pagó contribuciones patronales, entre otros tributos.

«Para las Pymes la preocupación no son los despidos, sino el cierre de empresas. Necesitamos un ‘rescate financiero’ que permita la supervivencia del sector que genera el 70% del empleo privado del país», dijo Gerardo Díaz Beltrán, presidente de CAME.

«Sino tenemos dinero para trabajar, menos aún para pagar indemnizaciones», advirtió Díaz Beltrán. «Es importante que el ‘rescate financiero’ contemple préstamos hasta que el mercado responda sin intereses que superen la rentabilidad de las empresas», agregó.

Respecto al pago de servicios públicos, cabe mencionar que el 71% de los productores señaló que cumplió con todos los pagos. Dentro del 29% que no pudo pagar, un 50% adeuda la tarifa de luz; un 17% telefonía e Internet; un 14% agua; y un 10% gas.

Las estimaciones privadas indican que las economías regionales emplean a alrededor de 1 millón de personas, lo que representa el 70% de la mano de obra rural. En 2019, según datos oficiales, los complejos productivos del interior exportaron u$s 7.200 millones.

Respecto a la compra de insumos agropecuarios, un 82% de los pequeños y medianos productores relevados adujo dificultades por retrasos en la entrega en el marco de la inestabilidad cambiaria registrada en abril y lo que va de mayo.

Un 56% de los encuestados compró insumos al dólar oficial, mientras que el resto lo hizo bajo los distintos tipos de cambio paralelos. «Los problemas en el abastecimiento aparecen como un punto de incipiente conflicto», advierte el informe de CAME.

La situación de los exportadores, por su parte, fue otro de los temas relevados. Un 74% planteó problemas a la hora de exportar productos al exterior con demoras en la logística y complicaciones en trámites que requieren autorizaciones y registros.

Por último, entre los complejos productivos relevados se cuentan, vitivinícola, frutícola, ganadería, olivícola, apícola, hortícola, avícola, lácteos, algodonero, orgánico, papero, citrícola, azucarero, tabacalero, lanero y hongos comestibles, entre otros.