Nacionales

POLÉMICO: Crearían un banco genético de todos los bonaerenses

Sharing is caring!

La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires comenzó a debatir un proyecto de ley tan polémico como revolucionario: un banco genético provincial que contenga los datos de los 15 millones de habitantes de ese distrito.

En caso de aprobarse la iniciativa, todos los ciudadanos tendrán la obligación de dejar su muestra genética al nacer, renovar el documento o la licencia de conducir. También se pedirá la muestra genética al momento de morir.

Según el proyecto de ley, la muestra de ADN se logrará desde la huella dactilar mediante la toma de células que se desprenden de la yema del dedo.

La propuesta, impulsada desde el Frente para la Victoria para reforzar la seguridad de los habitantes y facilitar la búsqueda de personas secuestradas o desaparecidas, es resistida por un sector de la oposición, que advierte sobre la vulneración de los derechos privados. En cambio, es avalada por la mayoría de los diputados del bloque kirchnerista, que tiene número suficiente para aprobar mañana esta iniciativa en el recinto.

 «Creemos que tener un banco genético para todos los habitantes de la provincia es de avanzada. Hoy no existe en otra provincia de la Argentina. Sólo existe en el FBI de Estados Unidos», informó el diputado Darío Golia, (FPV) autor de la iniciativa.

Chaco, Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires ya tienen algún banco de datos genéticos, pero sólo restringido a personas en conflicto con la ley y administrado por el Poder Judicial. En la provincia de Buenos Aires ya existe un banco de datos, desde 2008, limitado a personas que infringen la ley, que es administrado por la Suprema Corte de Justicia.

La propuesta de Golia pretende: «Actualizar los medios, en su mayoría vetustos, a los fines de generar más seguridad y libertades a través de mecanismos que de forma inmediata, en tiempo real y no intrusivamente permitan al Estado determinar la identificación y/o filiación de cualquier habitante».

Este sistema se impulsa para «obtener los perfiles genéticos de un individuo para fines investigativos, por ejemplo en hechos criminales, abusos sexuales, robos de bebes. También para catástrofe, accidentes, desaparecidos, convictos, filiaciones, supresión de identidad», según se argumentó.

El legislador oficialista opinó además que el procedimiento propuesto sería «una herramienta eficaz para la celeridad en el esclarecimiento del delito, cuestión que hoy no sucede en un alto porcentaje».

Pero no todos los legisladores bonaerenses están de acuerdo con este avance: «Con la intención de contar con un mecanismo para poder resolver rápidamente casos de inseguridad, se avasalla la garantía constitucional del derecho a la intimidad», dijo el legislador socialista Ricardo Vago.

También rechazaron el proyecto el Frente de Izquierda y el Partido Obrero. «Sería poner al frente de un gran hermano a escala provincial, con información de toda la población, a los compañeros del comandante Milani», advirtió el diputado Guillermo Kane. Y añadió: «No podemos confiar esa responsabilidad en quienes han usado sistemáticamente el espionaje».

Más allá de estos reparos minoritarios el proyecto se encamina a ser aprobado mañana en Diputados: tiene tres despachos de comisión y está pedido en el orden del día.La mayoría simple del Frente para la Victoria, que tiene 47 diputados sobre un total de 92, es suficiente para aprobar el proyecto pese a los reparos de los bloques progresistas y de izquierda, que son la minoría.

Ricardo Vago concluyó: «Esto implica que el Estado podrá tener potencial acceso a datos sensibles de los ciudadanos, hecho que está expresamente prohibido por la ley de protección de datos personales».