Castelli, Locales, Opinión

OPINIÓN: ¿Me quería mi mamá?

Sharing is caring!

Por Marta Dillon

Cuando tenía 18 años, Marta Dillon encontró el nombre de su madre en el Diario del Juicio, donde se transcribían los testimonios de quienes iban declarando en la causa que juzgaba a los comandantes de la dictadura. Una y otra vez leyó el párrafo “una abogada, Marta Taboada”. Pero buscar es una palabra complicada cuando se trata de desaparecidos, porque a decir verdad, dice la autora, lo que se busca es un material residual, sedimento de su vida antes y después de convertirse en esa entelequia que no es, que no está, que no existe. Adelanto de “Aparecida”, publicado por la editorial Sudamericana. Seguir leyendo…