Sharing is caring!

La Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, anunció esta tarde un aumento del 40 por ciento en las Asignaciones Universal por Hijo y por Embarazo, y de entre el 20 y el 40 por ciento en las asignaciones familiares.

Además, anunció la construcción, mediante el PRO.CRE.AR., de más de 3.800 viviendas en la ciudad de Buenos Aires y de otras 362 en Bariloche. En un discurso por cadena nacional, la Jefa de Estado defendió la forma en que se utilizan los fondos del ANSeS, al señalar que el 77,7% están destinados a jubilaciones y pensiones. “Creemos que mejorando la calidad de vida de los que menos tienen, estamos mejorando la calidad de vida de una Nación”, afirmó.

La presidenta Cristina Fernández anunció esta noche la firma de los contratos de adjudicación de obras con las empresas, “por 3.841 nuevas viviendas para la ciudad de Buenos Aires, que favorecerán a más de 15 mil porteños, en zonas históricamente relegados como el sur de nuestra ciudad, en Parque Patricios y Pompeya”. Señaló que las nuevas urbanizaciones se construirán en “22 hectáreas que cedió el gobierno nacional, en este problema grave que tenemos los argentinos de falta de terrenos para edificar”. “No solamente proveemos las viviendas, sino que también facilitamos los terrenos”, enfatizó.

También, anunció la firma del contrato para la construcción de 362 viviendas en la ciudad de San Carlos Bariloche. Indicó que se suman al plan con 670 viviendas en marcha en la ciudad reionegrina.

La Jefa de Estado afirmó que a través del PRO.CRE.AR. “ya son 110 mil las viviendas que están en marcha, eso marca la velocidad que está adquiriendo el programa”. Sostuvo que “constituye sin lugar a dudas el plan de viviendas más importante, no sólo en los 125 años de historia del Banco Hipotecario, sino también de nuestra historia”.

Aseguró que en 2014 se prevé la construcción de 100 mil viviendas más, mediante este programa. “Nosotros tenemos ambiciones de las buenas”, afirmó.

Aumento de las asignaciones

La Primera Mandataria anunció además el aumento del 40% en la Asignación Universal por Hijo y en la Asignación por Embarazo, que pasa de 460 a 644 pesos por cada niño, niña, adolescente o madre beneficiados. La medida alcanza a mas de 3.400.000 menores, 80 mil madres embarazadas y a casi 2 millones de familias.

Informó, asimismo un aumento en las asignaciones familiares que cobran los trabajadores registrados. El incremento del primer tramo será igual que para la AUH: 40%, aumentando 644 pesos. El segundo tramo aumentará el 35%, de 320 a 432 pesos; el tercer grupo, el 30%, de 200 a 260 pesos; y el cuarto, un 20%, de 110 a 132 pesos.

Cristina Fernández comentó que las asignaciones suman 7.907.000  a lo largo de todo el país. El aumento de las asignaciones significará llevar la erogación de la Anses en este rubro a 55 mil millones de pesos. Aseguró que estas medidas se pudieron tomar “a partir de que el Estado recuperó los fondos que estaban en manos de las AFJP, sino esto no se podía hacer, era discurso, promesa, o lo que es peor: mentira e hipocresía”.

La composición de los fondos de la ANSeS

La Presidenta explicó que el primer recurso de la Anses “son los aportes y contribuciones de los trabajadores: el 60%”. Señaló que “de los recursos tributarios, el 17% es del IVA. Es un impuesto que lo pagan todos, los que ganan mucho, los que ganan poco, los que están desocupados”. Y agregó que el segundo ingreso para conformar es el impuesto a las Ganancias, con un 16,6%. Por ello, aseguró que “tocar los impuestos que conforman el grueso de la masa de la ANSES, impacta negativamente en los jubilados las asignaciones universales”.

La Jefa de Estado puntualizó que, del total de lo que ingresa a la Anses, “de cada 100 pesos, 77,70 se lo llevan jubilados y pensionados. Si no tuviéramos IVA y Ganancias, no les alcanzaría a los jubilados y pensionados para tener el nivel de jubilaciones que tienen hoy”. Remarcó que también se paga “un 9,9 por ciento de pensiones no contributivas. En las que están veteranos de Malvinas, discapacitados, y los que tienen aportes especiales”. Por tal motivo, se preguntó: “¿No es una tarea solidaria entre argentinos contribuir con esos chicos de los que tanto se habla, de esos adolescentes que tanto se los utiliza?”.

Indicó que el Fondo de Sustentabilidad de garantía “ha crecido en forma exponencial, desde que el estado retomó la administración” de las AFJP, hasta pasar los 383 mil millones de pesos. “En este tiempo que ha pasado, hemos ahorrado de pagar comisiones a los ejecutivos de las AFJP, por casi 35 mil millones de pesos, el valor de todas las asignaciones por hijo del año 2013”, enfatizó.

La Mandataria subrayó que en 2014 hay 9.517.887 aportantes a la Anses. Señaló que “esto significa los millones de puestos de trabajo que se han creado en Argentina”, pero resaltó que “también significa los más de 3 millones de hombres y mujeres que se incorporaron a la jubilación y aportan al fondo del ANSES, creando un círculo virtuoso”.

Reclamo a los empresarios

Cristina Fernández advirtió que usualmente “cuando hay aumentos de salarios o de jubilaciones, se producen deslizamientos de precios”. Por ello, pidió que “contribuyamos en este momento, porque cuando uno ve los datos de la capacidad instalada, tenemos muy claro que hay capacidad ociosa”.

En tal sentido, puntualizó que “hoy la capacidad instalada usada en la República Argentina es apenas del 67,2%”. Resaltó que esto ocurre en “todas las industrias, y sobre todo la de alimentos, que no requiere ningún insumo importado, no requiere de mayores inversiones, sino de mayor inteligencia”.

Esfuerzo compartido entre el capital y el trabajo

La Presidenta afirmó que “se ha alcanzado el 51,4% en la distribución del ingreso en Argentina”. Reconoció que puede haber diferencias en el guarismo exacto, pero consideró que el hecho de que “hoy estamos prácticamente en el ´fifty fifty´, entre trabajadores y capital, es algo que nadie puede negar en la República Argentina”.

Reconoció que este hecho “crea tensiones, porque tenemos que abordar los problemas con el correcto lenguaje”. “Yo creo que lo que tienen que entender los sectores que han progresado tanto, merced a esta expansión del consumo, a las políticas públicas incentivando la producción, es que tenemos que desarrollarnos y seguir sosteniendo este modelo”, aseveró.

Contradicción de la ley del derrame

La Jefa de Estado estimó que “en la distribución del ingreso, es en el único lugar donde no funciona la ley de gravedad”. Apuntó que “en los años 90 estaba la teoría del derrame. Se llenó arriba, se quedó arriba y no cayó nada para abajo”. Indicó que en la última década, ocurrió lo contrario: “Lo que se pone abajo, supuestamente no puede subir. En nuestro gobierno hemos desafiado esa ley de gravedad. Porque hemos demostrado que poniendo dinero abajo, creando trabajo, sosteniendo a los más humildes, termina subiendo para arriba”.

“Muchas medidas que hemos tomado, además de hacerlo por las convicciones más profundas, es porque creemos que mejorando la calidad de vida de los que menos tienen, estamos mejorando la calidad de vida de una nación, de sus empresarios, de sus comerciantes, de sus profesionales”, afirmó. Y afirmó que “cuando hay un estado que se preocupa por el conjunto del pueblo, pero sobre todo por los que menos tienen, está claro que las cosas vuelven a subir”.

Por último, la Presidenta agradeció “a todos los argentinos y argentinas que ponen lo mejor de sí, para hacer una argentina más vivible, y que nos ocupemos en serio de los que menos tienen”. Sostuvo que ello “no significa despojar a nadie de nada, sino simplemente hacer una redistribución más justa de las cosas que tenemos”. “Estos son recursos de todos los argentinos, y es bueno que se conozca cómo se invierten, para que nadie mienta, ni nadie los ponga en contra de otros argentinos”, concluyó.

Durante el acto, la Presidenta de la Nación entregó certificados de créditos a familias beneficiadas por el plan PRO.CRE.AR. Acompañaron a la Jefa de Estado, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, el ministro de Economía, Axel Kicillof, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y el director de la Anses, Diego Bossio.