Sharing is caring!

medios1

La Cámara de Senadores de la Nación debatirá hoy el proyecto de Medios de Comunicación Audiovisual en una sesión que se prolongará hasta las primeras horas del día sábado, y sobre la cual el oficialismo cuenta con los votos necesarios para aprobarlo en general.

  • CARBAP y la ley sobre medios audiovisuales de la democracia
  • MARCHAMOS por la Ley de Radiodifusión

Durante la reunión de Labor Parlamentaria de este mediodía, los jefes de bloque y el presidente del Senado, Julio Cobos, acordaron que la sesión comience a las 10, aunque el primer tema en la sesión será brindar un homenaje a la desaparecida cantante Mercedes Sosa.

Durante el plenario también se acordó que los jefes de bloques y los miembros informantes tendrán media hora para exponer sus argumentos a favor o en contra de la iniciativa que reemplaza a la ley de radiodifusión de la dictadura militar, en tanto que cada senador contará con 10 minutos para fijar su posición.

Según ese acuerdo, el debate en general llevará al menos 12 horas, tras lo cual se abrirá la discusión en particular de los artículos en los que la oposición pretende introducir cambios.

Fuentes de la Secretaría Parlamentaria consideraron que con ese esquema, el debate se prolongará hasta las primeras horas del día sábado.

Fuentes del bloque del Frente para la Victoria aseguraron que el proyecto tiene «el número suficiente para sancionar la Ley tal cual viene de Diputados».

De acuerdo con esos cálculos, la norma obtendrá alrededor de 43 votos afirmativos en general, sobre 70 posibles debido a que los senadores Roberto Urquía (PJ) y Norberto Massoni (UCR) continuarán de licencia por enfermedad.

En particular, el oficialismo se asegurará también la mayoría ya que calcula que en algunos de los artículos más discutidos, como el 161 que propone un año para que las empresas se desprendan de sus activos en conflicto con la futura Ley de Medios, obtendrá alrededor de 39 votos.

Los números favorecieron al oficialismo durante los últimos días, luego de que ayer se conociera la decisión de dos senadores de la oposición de apoyar la Ley sin cambios.

Uno de los legisladores es el representante de Fuerza Republicana, Carlos Salazar, quien anunció que votará la Ley en general, pero que en el debate en particular presentará algunas objeciones.

En tanto, la radical Dora Sánchez, de Corrientes, afirmó que apoyará la iniciativa tanto en general como en particular.

También apoyarán la iniciativa por afuera del bloque del Frente para la Victoria los dos representantes de Tierra del Fuego que pertenecían al ARI y ahora formaron el bloque «Por Tierra del Fuego», José Martínez y María Rosa Díaz.

También el socialista santafecino Rubén Giustiniani, al igual que lo hizo su bancada en Diputados, apoyará el proyecto aunque solo en general.

El proyecto que será puesto en revisión hoy en el Senado busca regular los servicios de comunicación audiovisual en todo el país y «desarrollar mecanismos destinados a la promoción, desconcentración y fomento de la competencia con fines de abaratamiento, democratización y universalización del aprovechamiento de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación».

    CARBAP y la ley sobre medios audiovisuales de la democracia

    La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa repudia la forma en que se lleva adelante el tratamiento del proyecto de ley sobre medios audiovisuales, de vital importancia para el fortalecimiento de nuestra república y sus instituciones.

    Que un Gobierno que ha extendido licencias en forma discrecional y que ha propiciado  fusiones funcionales a sus intereses  y tendientes a la concentración, se permita insistir ahora en la democratización, resulta extraño y altamente sospechoso. No podemos negar la realidad evidente: se pretende el pleno control de los medios de comunicación.

    Se comenzó con la Justicia -Consejo de la Magistratura-, luego con las cajas de jubilaciones –AFJP- siguieron por el Parlamento – superpoderes y facultades delegadas- y ahora pretenden los medios. Cuando dicen que “la libertad de expresión no debe entenderse como libertad de extorsión”, casualmente eso es lo que se está buscando.

    Desde CARBAP entendemos que falta coraje para consagrar más libertad  e independencia en esta nueva legislación, y que no se quiere reconocer que estamos legislando para condenar a nuestra república a entregar una de sus libertades fundamentales, que es garantía de la democracia; LA LIBERTAD DE EXPRESION.

    La sociedad sabe que detrás de la supuesta lucha contra los “monopolios mediáticos” el Gobierno busca generar nuevos monopolios a su servicio y el de los mezquinos intereses. Por ello debemos señalar claramente a estas mayorías automáticas, que no están al servicio de los legítimos intereses de la república.

    Muchos legisladores y funcionarios obsecuentes se rasgan las vestiduras hablando de la ley vigente de la dictadura pero nada dicen de otra del mismo origen, como el código aduanero o la ley de entidades financieras, que permite al gobierno tener un ficticio superávit fiscal a costa de la destrucción de la matriz productiva nacional.

    Desde CARBAP no nos oponemos al tratamiento y sanción de un proyecto de ley de medios audiovisuales de la democracia que sirva a los intereses de la comunidad nacional. Si nos oponemos a generar un nuevo elemento de dominación y cercenamiento de libertades que son muy caras al interés nacional y fundamentales para el interés de todo ciudadano. Los señores Senadores Nacionales tienen la palabra.

    MARCHAMOS por la Ley de Radiodifusión

    El Partido Frente Grande convoca a sus afiliados y simpatizantes a movilizarse al Congreso Nacional para apoyar la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual por parte del Senado de la Nación. La convocatoria es para este viernes 9 de octubre, a las 17 hs, frente al Congreso.

    Para el Frente Grande, el proyecto significa “un salto cualitativo para la democracia argentina, ya que permitirá democratizar la palabra a través de nuevos actores privados, comunitarios y estatales, y facilitará el abordaje plural de la agenda publica para beneficio de los ciudadanos y el debate público”. Además, “incentivará el fortalecimiento de las culturas e industrias locales de radiodifusión”.

    El Frente Grande considera que la sanción de una nueva ley “era una deuda de la democracia, que no había sido capaz de encontrar un ordenamiento jurídico que impidiera la concentración de la propiedad de los medios de comunicación y fomentara la pluralidad de actores”.

    Para el Partido presidido por Eduardo Sigal, “la Ley reafirma el carácter público del derecho a la expresión, y la necesidad de contar con emisoras comerciales y otras en manos del Estado y de la sociedad civil”, a través de sindicatos, cooperativas, asociaciones civiles y sociedades de fomento.

    “Con este proyecto, cerramos una etapa signada por una sucesión de parches y remiendos sobre una ley pensada para servir a los fines de una dictadura genocida y no para la profundización de la democracia”, afirma el Frente Grande.