Sharing is caring!

Por Horacio Castelli

Necochea sufre de una discusión permanente, de temas que no se resuelven a lo largo de los años.

Algunos problemas fueron simples, pero al no resolverse rápidamente se convirtieron en estructurales.

El Parque Miguel Lillo, es un ejemplo de lo que deseamos explicar, y de a poco se ha convertido en un fuerte enfrentamiento.

El Complejo Casino, es otra discusión interminable y que llevó a una parálisis completa, sin solución.

La recolección de residuos y su tratamiento final, es un problema económico, ambiental y de salud sin saldar.

El Frente Costero, también se ha convertido en una discusión permanente con muchas propuestas y ninguna solución.

La extensión de las cloacas, la planta de efluentes cloacales en Quequén, son algunos de los problemas sin resolver.

Las discusiones siempre terminan planteándose entre blancos y negros, impidiendo la amplia variedad de opciones que existen.

La falta de dirigentes políticos, que tomen los problemas, los analicen y decidan, es una constante.

Las próximas elecciones generales del 2019, servirán para que en la campaña se definen estos temas.

Muchos de los postulantes evitan hablar de estos temas por miedo a perder votos.

El problema, es que cuando asumen tampoco lo enfrentan por el mismo miedo electoral.

Por lo tanto, quien gane en el 2019 debería olvidarse de la reelección y trabajar en serio por la comunidad.

De esa manera tomaría las decisiones que son necesarias, aunque algunas seas antipáticas. 

http://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2015/08/horacio-castelli-Foto1164.jpghttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2015/08/horacio-castelli-Foto1164-200x150.jpgahorainfo.com.arCastelliLocalesOpiniónCastelli,editorial,Necochea,OpiniónPor Horacio Castelli Necochea sufre de una discusión permanente, de temas que no se resuelven a lo largo de los años. Algunos problemas fueron simples, pero al no resolverse rápidamente se convirtieron en estructurales. El Parque Miguel Lillo, es un ejemplo de lo que deseamos explicar, y de a poco se ha...Desde Necochea al mundo