martes, abril 23, 2024

Internacionales

Desigualdad de ingresos en Europa

Sharing is caring!

Las importantes diferencias de renta en Europa ponen de manifiesto la magnitud de la desigualdad en el continente: los Estados occidentales y nórdicos tienen mayores ingresos de media que muchos países del sur y del este.

Dos tercios de los países más prósperos del mundo se encuentran en Europa, según el Índice Legatum de Prosperidad 2023, pero la desigualdad de ingresos es común en todo el viejo continente. La renta media de los hogares destinada al gasto y al ahorro varía considerablemente, no sólo entre los Estados miembros de la UE, sino también entre otros países europeos.

Parece existir una clara división geográfica: Los niveles más altos de renta media disponible se registran en los países occidentales y nórdicos, mientras que los niveles son más bajos en la mayoría de los estados del sur y del este. El acceso a los bienes y servicios en un país depende en gran medida de la distribución de la renta, que varía mucho, provocando desigualdades.

Puede resultar difícil comparar con precisión los niveles de renta disponible de los países debido a las diferencias en los regímenes fiscales y los niveles de precios. Sin embargo, una forma de medir y comparar las diferencias es observar la renta disponible media equivalente por habitante en el estándar de poder adquisitivo (EPA) de cada país, lo que da una idea del nivel de vida.

La renta disponible de los hogares es lo que éstos disponen para gastar y ahorrar después de impuestos y transferencias, según la definición de Eurostat, la oficina estadística de la UE. Esta renta se «equipara», es decir, se ajusta en función del tamaño y la composición del hogar, para que sea comparable. Por su parte, el EPA ayuda a comparar los precios entre países. Se trata de una especie de moneda artificial que elimina las diferencias de nivel de precios, de modo que con una sola EPA se puede comprar el mismo bien o servicio en cualquier país.

Teniendo esto en cuenta, ¿qué países tienen la renta disponible más alta y más baja de Europa? ¿Y cuál es la magnitud de la desigualdad de ingresos? En 2022, la renta media disponible por habitante en la UE oscilaba entre las 9.671 EPA de Bulgaria y las 33.214 EPA de Luxemburgo. La media de la UE era de 18.706 EPA por habitante.

Si se incluyen los países de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC) y los candidatos a la UE, a Luxemburgo le seguían Noruega (27.090 EPA) y Suiza (26.389 EPA). Esta cifra también se situó ligeramente por encima de los 25.000 EPA en los Países Bajos y Austria.

Los países nórdicos se sitúan por encima de la media de la UE, pero no alcanzan el primer puesto

La renta media disponible por habitante se situó por encima de la media de la UE en cinco países nórdicos. Noruega ocupa el segundo lugar, pero ninguno de los demás se sitúa entre los cinco primeros. Finlandia (20.941 EPA) ocupó el 10º lugar y Suecia (20.573 EPA) el 13º de los 35 países de la lista. Islandia y Dinamarca ocupan los puestos 7º y 8º, respectivamente.

División entre los cuatro grandes

Si nos fijamos en los cuatro países más poblados de la UE, la renta media disponible fue superior a la media de la UE en Alemania (23.197 EPA) y Francia (20.575 EPA), mientras que fue inferior en Italia (18.472 EPA) y España (17.254 EPA). Croacia, el último país en incorporarse a la UE, tenía una renta media disponible superior a la de seis países de la UE.

Como puede verse en el mapa anterior, los países de Europa occidental y nórdica registraron los niveles más altos de renta mediana disponible, mientras que la mayoría de los Estados del sur y del este tenían niveles más bajos.

Los países candidatos tuvieron los ingresos más bajos

Los países candidatos a la adhesión a la UE registraron las rentas medias disponibles más bajas de la lista. Albania (4.385 EPA) ocupó el último lugar, seguida de Macedonia del Norte (5.988 EPA) y Turquía (6.210 EPA).

Aumenta la desigualdad de ingresos

Si se consideran los ingresos en euros en lugar de en EPA, los niveles de desigualdad de ingresos en Europa resultan especialmente mayores. La horquilla de la renta media disponible por habitante oscilaba entre los 5.378 euros de Bulgaria y los 45.310 euros de Luxemburgo en la UE en 2022. La renta media disponible para el conjunto de la UE era de 19.083 euros.

La cifra era superior a 35.000 euros en cinco países, a saber, Suiza (44.753 euros), Islandia (39.918 euros), Noruega (39.206 euros) y el Reino Unido (37.934 euros), además de Luxemburgo. En Alemania se situó en 25.000 euros y en Francia en 23.053 euros. Quizá no sorprenda que la renta media disponible en euros fuera considerablemente inferior en los países candidatos a la UE: 3.000 euros en Albania, Turquía y Macedonia del Norte.

¿Cómo ha cambiado la renta disponible en los últimos cinco años?

Varios países han aumentado considerablemente su renta media disponible por habitante en euros en los últimos cinco años, si se considera el incremento porcentual. Aumentó más de un 40% en nueve Estados miembros de la UE y dos países candidatos entre 2017 y 2022, o los últimos datos disponibles en los últimos cinco años. La variación fue del 17% en el conjunto de la UE.

Rumanía registró el mayor aumento, con un 101%, seguida de Serbia (68%) y Lituania (66%). La variación porcentual en los países en los que la renta media disponible fue superior a la media de la UE experimentó muy pocos movimientos, como el 1% en Suiza, el 2% en Noruega y el 5% tanto en Francia como en Suecia.

La renta media sólo bajó en Turquía

Turquía fue el único país que vio caer su renta media, concretamente un 27%, es decir, 1.000 euros. Si se observan las variaciones en euros y no en porcentaje, Luxemburgo (8.995 euros) registró el mayor aumento, seguido de Irlanda (6.181 euros) y los Países Bajos (5.976 euros).

El incremento medio en la UE fue de 2.802 euros, mientras que en Alemania aumentó en 3.080 euros y en Francia en 1.093 euros.

Euronews