domingo, marzo 03, 2024

Nacionales, Política

Un patético Scioli se suma al gobierno de Milei

Sharing is caring!

El ex motonauta? ocupará una supersecretaría bajo la órbita de Francos, que busca recuperar oxígeno. Macri quería frenar el nombramiento.

Daniel Scioli será supersecretario de Turismo, Deportes y Ambiente de Javier Milei, tal como reveló LPO en exclusiva el 19 de enero, en una jugada del presidente para contener la ofensiva de Mauricio Macri.

Como anticipó LPO, Macri resistía la llegada del ex motonauta al Gobierno y protesta porque Milei le da cargos a los peronistas pese a que son los diputados y gobernadores del PRO quienes tratan que la ley ómnibus salga como sea.

Además, Macri quiere que Diego Santilli sea el ministro del Interior en lugar de Guillermo Francos y la llegada de Scioli, que asumirá bajo la órbita de su amigo y ex empleado, viene a darle óxigeno al actual titular de la cartera. Francos había quedado al borde del abismo luego de la reunión del lunes por la noche con los gobernadores «dialoguistas».

En ese encuentro se habló de coparticipar el 30% del impuesto PAIS a las provincias, pero luego de la reunión la Oficina de Prensa de Milei salió a advertir que no se negociaría ese punto. Para sacar a Francos del offside, el vocero Manuel Adorni directamente dijo que ni siquiera se habló del tema, por lo que el gobierno acusó de mentirosos a los gobernadores.

El dipuado Nicolás Massot, presente en la reunión con Francos y los gobernadores, dijo este martes la versión contraria a la de Adorni. «Nos dijeron que lo veían bien. A la media hora, en una más de las desautorizaciones que ha sufrido el ministro Francos que es muy difícil ejercer su rol sin tener la autoridad de tu gobierno, nos responden por Twitter que no se había hablado. Que no se había hablado lo que 40 personas atestiguamos, es realmente muy difícil», dijo Massot.

La llegada de Scioli es un arma de doble filo para Francos. El ex motonatua tiene buena relación con Milei y no son pocos los que le advirtieron a Francos que es un riesgo tener a un político tan resiliente y voraz como Scioli de segundo. «No pasa nada, Daniel es mi amigo», los cortó en seco el ministro del Interior.

LPO