sábado, febrero 24, 2024

Deportes, Generales, Locales

Gritos racistas a un jugador infantil en Necochea

Sharing is caring!

Para la madre del menor agredido, el caso “debe sentar un precedente”. Angie Ferrazzini dijo que “los padres y las madres” deben tomar “conciencia de que están educando” con su conducta en las tribunas.

“Lo que quiero es que este caso, que no es aislado, siente un precedente, para que los padres y madres que vamos a la cancha tomemos conciencia de que estamos educando”, Angie Ferrazzini, madre de un jugador de las inferiores de Villa del Parque que fue víctima de racismo.

El incidente ocurrió hace poco más de una semana, en la semifinal de la sexta división, que disputaron Villa del Parque y Del Valle.

El caso tomó estado público en los últimos días cuando se conoció la dura sanción del Club Del contra uno de los autores de los gritos racistas contra el menor. Además, la Liga Necochea de Fútbol también aplicará una sanción a la institución de la ribera.

Sin embargo, Ferrazzini sostiene que son necesarias otras medidas, porque es necesario concientizar de que “estamos educando con nuestro ejemplo y que los chicos repiten lo que escuchan de los padres”.

Agresión racista

Ferrazzini explicó que las agresiones a su hijo quedaron grabadas en un video. “Esos partidos son filmados. Cuando mi hijo me mandó el partido para que lo vea, me dijo que me iban a llamar del Club porque iban a hacer una denuncia por todas las cosas que le dijeron”.

Señaló que la agresión fue racista y xenófoba. “Se referían a él como mono, lo insultaban y después decían que le dieran bananas”, lamentó Ferrazzini. Y dijo que los autores de los insultos y las agresiones son padres y un niño.

Explicó que nunca había vivido una situación semejante. “Voy a la cancha bastante, no me gusta lo que pasa de hinchada a hinchada. Se ve a padres que gritan a sus propios hijos, pero esto supera todas las barreras”, señaló.

“Me afectó muchísimo, me dio mucha tristeza que que un papá y una mamá se refieran a mi hijo de la forma en que se refirieron, con mucho racismo, usando muchas veces la palabra negro”, dijo Ferrazzini.

Y lamentó que el ataque fuera motivado “por lo bien que juega” su hijo, ya que “en la cancha no hubo ningún problema”.

“A mi hijo no le afecta, porque es una persona con valores, muy seguro de sí mismo, pero no todos los chicos tienen esa fortaleza”, explicó.

Prevención

Ferrazzini explicó que Villa del Parque denunció el hecho ante la Liga Necochea de Fútbol y que el Tribunal de Pena de esa institución convocó a su familia para hablar sobre el tema.

También señaló que el Club Del Valle la llamó inmediatamente y luego la notificó de que el padre que agredió verbalmente al joven jugador fue expulsado de por vida y no podrá volver a entrar a las canchas de esta institución.

”Creo que es la manera de que paremos un poco”, dijo Ferrazzini, quien también explicó que el agresor la llamó para disculparse.

Pero dijo que siente “la necesidad de hablar de este caso, porque hay otros chicos que dejan el deporte por este tipo de incidentes”.

“Me preguntaron qué espero. Yo espero una medida ejemplificadora. Algo que repare, que nos concilie, que podamos repensarnos como sociedad, porque creo que esto no es más que el nivel de odio y agresión que muchas personas llevan dentro”, dijo Ferrazzini.

“Creo que el deporte nos forma para la vida. Yo jugué hockey en el Náutico y era armadora. Hoy soy armadora de equipos de trabajo. Creo que el deporte tiene un montón de fortalezas y lamentablemente veo que en el fútbol hay algo que está roto”, opinó.

“Lo que me llama la atención es lo naturalizado que está esto. El racismo, xenofobia y agresiones verbales están muy naturalizados”, dijo Ferrazzini.

Dijo que el árbitro debió haber detenido el partido y que cree que no escuchó la agresión. “Me llama la atención que el juez de línea no avise al árbitro, porque tiene que haber escuchado todo. Como también el técnico. Y mismo en la tribuna, no hay una persona que diga, paren, se están zarpando”.

Ecos Diarios