lunes, mayo 27, 2024

Generales, Locales

Sobre la (IR)responsabilidad en Educación

Sharing is caring!

Bellizzi Tabata, estudiante del Instituto Superior de Formación Docente N°163

Son de público conocimiento los diversos hechos de inseguridad transcurridos en el Complejo Jesuita Cardiel, en el que funcionan diferentes instituciones educativas: ISFDyT N°31, Secretaría de Asuntos Docentes, Consejo Escolar, Escuela de Arte “Orillas del Quequén”, Escuela de Educación Secundaria N°17. A raíz de lo ocurrido, el día lunes 3 de abril me acerqué a la Defensoría del Pueblo, junto a Julia Perez Rosso, estudiante del profesorado de Artes Visuales, para iniciar una queja.

Cabe destacar que los intentos de abuso, de robo, de secuestro y de cualquier tipo de acción delictiva en el predio, no son una problemática de la actualidad, sino de hace diez años aproximadamente. En el 2014, la situación insostenible de hechos delictivos con una enorme frecuencia resultó en que un grupo de estudiantes tomara la Escuela de Arte exigiendo que se garantizara la seguridad y protección del establecimiento; levantando la protesta una vez firmada un acta en la cual la Municipalidad de Necochea, la Jefatura Distrital de Educación, la Usina Popular Cooperativa, el Consejo Escolar, la Jefatura Distrital de la Provincia de Buenos Aires y la Jefatura de Departamento zona XII de la Dirección Provincial de Vialidad se comprometieron a, entre otras cosas, realizar un cerco perimetral, iluminación, vigilancia permanente, etc. 

Pese a que hayan cambiado los funcionarios que ocupaban los espacios que firmaron el acta, la responsabilidad del Estado, tanto provincial como municipal, sigue siendo la misma que en aquel momento y el complejo sigue prácticamente en las mismas condiciones. 

Todo este tiempo se ha tratado de convencer a la comunidad de que la solución está en derrumbar las estructuras que no están siendo utilizadas para evitar la posible ocupación de las mismas. De acá se desprenden dos cuestiones: por un lado, el desinterés en realizar un trabajo en conjunto y pensar la manera de restaurar los espacios y utilizarlos en provecho de la Educación y, por el otro, la falta de preocupación por la demanda habitacional que hay en nuestro distrito, la cual evidentemente es de gran magnitud. 

Claramente la destrucción no es una solución y, mucho menos, lo es destruir el Skatepark que con tanto esfuerzo construyeron las y los jóvenes. El mismo día que me presenté a la Defensoría, veía en los medios de comunicación cómo arrasaban con lo que a garra y pulmón habían logrado, ya que no recibieron ayuda de ningún organismo. Ni hablar de la irresponsabilidad ambiental que dejó en evidencia la decisión, en primera instancia, de tirar la totalidad del escombro al Río Quequén.

La despreocupación y desinterés por la Educación y su respectiva seguridad no es tema actual, como ya mencioné, pero tampoco lo es en específico en el Complejo Jesuita Cardiel. En octubre del 2022, desde el Centro de Estudiantes del ISFD N°163 (parte de la Unidad Académica Escuela Normal Superior “José Manuel Estrada”) nos presentamos en la Mesa Social para pedir un informe sobre el Expediente 2603/22, en el cual se contemplaba la poda de árboles, iluminación y seguridad en el horario de salida del turno vespertino/nocturno y extendiendo el pedido a las demás instituciones educativas que no contaban, ni cuentan hoy en día, con dichas medidas de seguridad.

La respuesta que recibimos desde Desarrollo Social fue que “iban a ver dónde estaba el Expediente”. Al mes fuimos informados de que no lo encontraban en los archivos municipales y, al ponernos en campaña, nosotros pudimos acceder a la información del mismo sin ningún tipo de problema. Es el día de hoy que ninguna acción fue llevada a cabo.

Como resultado de la reunión, Cardoni Luciano, Delegado de la Defensoría de la Provincia de Buenos Aires, se comprometió a realizar un pedido de informe al Secretario de Gobierno, al Consejo Escolar y a la Jefatura Departamental sobre la situación previamente mencionada. 

Asimismo, surgió la posibilidad de organizar una Mesa de Diálogo con la participación del Secretario de Gobierno, la Presidenta del Consejo Escolar y estudiantes, docentes y directivos de las diversas Instituciones Educativas. 

En base a todo lo expuesto anteriormente, queda a disposición de la comunidad el número de Queja para todo aquel que quiera sumar su reclamo: Queja N° 52867/23.