domingo, mayo 26, 2024

Generales, Locales

Mejoras en seguridad vial y en la baja de siniestralidad

Sharing is caring!

La creación de la Subsecretaría de Movilidad Urbana y Seguridad Vial, bajo la órbita de Gobierno, articula los datos arrojados por el Observatorio con la operatividad de las direcciones pertinentes para generar acciones que modifiquen el comportamiento de los conductores en la vía pública, apoyándose en tres ejes: educación, control e innovación infraestructural.

Desde el inicio de la gestión del intendente Arturo Rojas al frente de la comuna, numerosas áreas municipales han sabido ir articulando y puliendo sus accionares con el fin mayor de contribuir al ordenamiento vehicular en el distrito y comenzar, así, a reducir los números siniestrales en las arterias más transitadas y peligrosas de los cascos urbanos de las distintas localidades que conforman el partido.

Primero fue con la creación del Observatorio Vial cuando se comenzaron a revelar en detalle algunos datos y cifras que, hasta el momento, eran de total desconocimiento por parte de las autoridades municipales. El aporte en esta materia significó un gran avance para la planificación de futuras acciones que puedan ir paliando la problemática y reduciendo al mínimo los índices accidentológicos.

Haciendo hincapié en esta línea de acción, el Ejecutivo municipal decidió este año la transformación de una de las dependencias de la cartera de Gobierno a Subsecretaría de Movilidad Urbana y Seguridad Vial, un área plenamente dedicada a la temática y que encabeza Walter Calabretta, anteriormente titular de Ordenamiento Urbano y Fiscalización.

La flamante dependencia englobará al Observatorio Vial, a las direcciones de Tránsito y Trasporte Público, y a la coordinación del espacio de Señalización, enfocada principalmente en tres ejes de acción: la educación, el control y la infraestructura en la vía pública; trabajando de manera mancomunada con los diversos despachos pertinentes.

En el marco de este enfoque global propuesto por el Ejecutivo para dar soluciones a la problemática, y en cuanto al factor académico específicamente, es válido destacar que durante el transcurso del año pasado el municipio llegó con este tipo de capacitaciones a un millar de alumnos y alumnas de diferentes niveles educativos, incluyendo clases didácticas en colonias de verano.

Con el objetivo de ampliar el abanico y propiciar el arribo de estos cursos hasta las casas de estudios superiores y terciarios a lo largo del vigente ejercicio, desde la subsecretaría, y en conjunto con el área de Comunicación, también se vienen diseñando diferentes spots de prevención como parte de una campaña integral que abarque las principales causales accidentológicas.

El último de esta serie de videos fue lanzado el pasado miércoles 29 de marzo y busca concientizar sobre el nulo consumo de alcohol a la hora de manejar. Bajo el slogan “Ponete en modo Cero”, el material audiovisual informa que “la principal causa de muerte en menores de 50 años son los siniestros viales” y que “1 de cada 4 accidentes fatales son por alcoholemia positiva”, vinculando las chances de un accidente directamente con la cantidad de bebidas consumidas: “0 Alcohol / 0 Chances”.

En cuanto a la parte logística en la vía pública, la incorporación del área encargada de la señalética resulta fundamental para minimizar los riesgos en la conducción, vinculándola con los precisos testimonios que arroja el Observatorio. En esa misma estadística se apoyará una serie de intervenciones urbanas que proyecta la dependencia para minimizar los riesgos de accidentes en las esquinas más peligrosas.

Continuando un plan que comenzó a ejecutarse el año pasado con la demarcación de descansos peatonales, delimitados por reflectivos rebatibles de color naranja, en la Diagonal San Martín y en las avenidas 2 y 502, es prioridad de la dependencia de Gobierno realizar prontas adecuaciones viales en los 9 puntos detectados como de mayor siniestralidad por el organismo recolector de datos.

Para poner en acción este procedimiento, en la intersección de Avenida 58 y calle 63 se prevé la instalación de bolardos con sus respectivos delineadores y la limpieza de las ochavas, con el fin de reducir la calzada y provocar el consecuente aminoramiento de la marcha de los rodados que la transitan, lo que redundará en la priorización del paso peatonal, con la demarcación de las cebras correspondientes.

Finalmente, en cuanto al control, desde la Subsecretaría ya se organiza una ampliación de las inspecciones en las vías más concurridas, para lo que se organiza y capacita al personal, además de reubicar de las dependencias que tendrán a cargo este tipo de operativos.