domingo, abril 14, 2024

Deportes

Atleta necochense entrena en las alturas

Sharing is caring!

Santino Marchetti, uno de los principales exponentes de la Escuela Municipal de Atletismo necochense, permanecerá por 20 días en el norte argentino, en la localidad conocida como ‘el paraíso de los atletas’, donde intensifica a 2300 metros de altura de cara a los torneos que se vienen a corto plazo.

A sus 18 años, Santino Marchetti es uno de los principales exponentes que tiene la Escuela Municipal de Atletismo de Necochea, coordinada por el Prof. Mauro Cabrera y dependiente de la Dirección de Deportes, a cargo de Guadalupe Hernández. El joven que estudiará el Profesorado de Educación Física está desde los 11 años en la escuela y es un ejemplo perfecto del objetivo de la misma en las personas, por cuanto se ha iniciado, formado y desarrollado en el deporte de la mano de la institución municipal.

Hoy, ya en plena etapa de desarrollo de su trayectoria atlética, Santino cuenta con la posibilidad de haber recalado ni más ni menos que en Cachi, pueblo salteño a unos 150 kilómetros de Salta capital y a unos 2300 metros de altura, considerado como ‘el paraíso de los atletas’, con todo lo que significa llegar hasta allí desde la costa atlántica argentina, y gracias al apoyo de sus padres y de su entrenador, Mauro Cabrera. En el norte argentino, el joven necochense permanecerá desde esta semana y por 20 días, intensificando su preparación.

Como referencia de lo que simboliza Cachi para el atletismo nacional, una nota realizada por el portal Infobae en 2019 da cuenta de que cada vez más atletas, de elite y aficionados, deciden viajar a Cachi, una localidad salteña a 2.400 metros sobre el nivel del mar, para beneficiarse con los efectos de la altura en el organismoViajan generalmente en la recta final de su preparación para una prueba importante, o en el período de entrenamiento de base de su planificación anual.

Es precisamente la primera acepción de dicha definición la que mejor encaja con la presencia de Santino Marchetti en el ‘paraíso del atleta’, y así lo destacó él mismo a la distancia en comunicación con Prensa del municipio: “La idea este año es poder mejorar todas las marcas en las pruebas que hago, que son 800 y 400, metros, y poder tener mejores participaciones en todos los torneos, y por eso el objetivo de venir a Cachi es tener una buena preparación, ya que en unas semanas tengo el Provincial de mi categoría y también el Nacional”.

Inmerso ya en la adaptación y los entrenamientos en la altura, igualmente Santino no se olvida de sus raíces: “Un día me llamó Mauro (Cabrera) preguntando si me gustaría la idea de venir a Cachi para vivir la experiencia personal en un lugar donde vienen grandes atletas consagrados a prepararse, y tanto él como mis padres me bancan el viaje, son los que me ayudaron a llegar acá y estoy muy agradecido”, expresó.

Seguidamente, detalló cómo será su estadía por casi tres semanas allí: “Los primeros días son de adaptación a la altura, ya que aquí hay ausencia de oxígeno por estar a 2300 metros sobre el nivel del mar, y después los entrenamientos son los siete días a la semana, siendo dos de ellos trabajos de serie rápidas y cortas de pasadas, y el resto de los días de trabajos aeróbicos, desde carreras continuas hasta cambios de ritmo, y también dos días de gimnasio”.

El joven necochense se prepara para lo que será un año intenso, pero no solo en lo deportivo: “Voy a empezar a estudiar la carrera de Educación Física”, reveló, asegurando al instante que “es difícil elegir una carrera, pero la terminé eligiendo justamente por sentir el amor al deporte, por gustarme lo que hago y por poder compartir un ámbito que es de lo más lindo, donde te podés rodear de gente que tiene las mismas vibras que vos y se dedica a lo mismo”.

Finalmente, Santino dejó en claro su amor por el lugar que lo vio formarse deportivamente y en la vida. “La Escuela Municipal de Atletismo para mí representa un hogar, una casa… comencé ahí a los 11 años y ahora tengo 18, es un lugar que me ayudó a cambiar mi vida radicalmente. El atletismo se transformó para mí en un estilo de vida, desde despertarme e ir a entrenar, hasta ser responsable en cada cosa que haga… me ha formado como persona y como deportista y por eso para mí significa un hogar y un crecimiento constante, me ha hecho cambiar y ser lo que soy hoy en día”.