sábado, septiembre 24, 2022

Internacionales

Muerte de reportera palestina. Ejército Israelí

Sharing is caring!

La investigación castrense concluyó que existe «una alta posibilidad» de que la reportera palestina de Al Jazeera, Shireen Abu Akleh, haya sido «alcanzada accidentalmente» por disparos militares israelíes, aunque «no es posible determinar de modo inequívoco la fuente» de los tiros.

Este es el resultado dado a conocer hoy de la investigación del propio ejército (FDI) sobre la muerte de la reportera durante los enfrentamientos armados con milicianos palestinos en Jenin, Cisjordania, en mayo pasado.

En las conclusiones finales de la investigación del ejército, también se destaca que «sigue siendo relevante la posibilidad» de que la reportera de Al Jazeera -que tenía ciudadanía estadounidense- «fuera alcanzada por balas disparadas por palestinos armados».

El Ejército recordó entonces que «cabe subrayar y aclarar que durante todo el incidente, el fuego de los soldados estuvo dirigido con la intención de neutralizar a los terroristas que dispararon contra los soldados, incluso desde la zona donde se encontraba Shireen Abu Akleh».

La investigación -agregó el ejército- se llevó a cabo con una revisión «de las circunstancias» de la muerte de la reportera a través de un grupo de trabajo, incluido uno técnico, designado por el jefe de gabinete Aviv Kochavi.

La indagación investigó «a los militares involucrados en el incidente, la cronología de los hechos, los ruidos en el lugar, de la zona del incidente y en particular de la del disparo.

Además de examinar diversos resultados forenses y balísticos del lugar del accidente propiamente dicho» y material de medios extranjeros, video y audio.

Se le dio una parte importante al examen de la bala que mató a la periodista palestino.

El 2 de julio -explicó el ejército- «fue realizado un examen balístico en un laboratorio forense en presencia de representantes profesionales» de Estados Unidos y la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Ese examen determinó que «dado el mal estado físico de la bala, es difícil identificar la fuente de donde salió disparada».

«Por lo tanto, ni siquiera fue posible determinar con la investigación si la bala -concluyó el ejército- fue disparada o no por un rifle de las FDI».

El Ejército reafirmó entonces sus condolencias por la muerte de la periodista.

Por otra parte, el poder judicial militar israelí afirmó que en las circunstancias de la muerte de la periodista palestina Shireen Abu Akleh, ocurrida en Jenin (Cisjordania) durante un tiroteo, no se encontraron elementos que hicieran necesaria la apertura de una investigación penal.

«Después de un examen en profundidad del incidente, y sobre la base de sus resultados -dijo un comunicado- el Abogado General de las fuerzas armadas estableció que a pesar del grave resultado -la muerte de Abu Akleh y las heridas del periodista Ali Samudy- no hay sospecha de que se produjo un hecho delictivo, como para hacer necesaria la apertura de una investigación».

La respuesta palestina no se hizo esperar.

«Un nuevo intento de Israel de evadir su responsabilidad por el asesinato» de Shireen Abu Akleh, así definió Nabil Rudeinah, portavoz del presidente palestino Abu Mazen, los resultados finales de la investigación llevada a cabo por el ejército sobre la muerte del reportera.

«Todas las pruebas, hechos e investigaciones realizadas hasta el momento prueban que Israel es responsable de este crimen», agregó. (ANSA).