domingo, octubre 02, 2022

Internacionales

COVID: Miles de vuelos cancelados, caos por variante Ómicron

Sharing is caring!

Alrededor de 7900 vuelos cancelados durante el fin de semana de Navidad, miles más retrasados, con aeropuertos en caos desde Estados Unidos a China, debido a la variante Ómicron, que puso al mundo de rodillas.

La nueva cepa causó un récord de infecciones por Covid-19 de Europa a Nueva York, obligó a decenas de miles de viajeros a permanecer en tierra, dando un nuevo golpe al sector turístico, incluso en vista del Año Nuevo.

Las cancelaciones fueron realizadas por las aerolíneas de todo el mundo durante el fin de semana de Navidad, y la variante Omicron de Covid-19 continuó su ascenso meteórico durante las vacaciones, incluso entre los asistentes de vuelo, contaminados o expuestos al virus.

Europa es actualmente la región con mayor número de casos del mundo, con 3.022.868 casos en los últimos siete días o el 57% del total mundial, así como la mayor cifra de defunciones, seguida por la zona que incluye a Estados Unidos y Canadá (1.421.516 casos).

Francia, en particular, cruzó el umbral de 100.000 nuevos casos de Covid-19 en 24 horas el sábado, día de Navidad, un récord absoluto en el país.

Es por ello que es poco probable que la situación mejore en el corto plazo, dado que el origen de muchas cancelaciones es la cuarentena a la que se ven obligados a tener el personal de vuelo y de tierra de muchas empresas por ser positivos o haber estado en contacto con compañeros positivos.

Según el sitio especializado Flightaware, más de cinco mil vuelos fueron cancelados entre Nochebuena y el día de Navidad, más de una cuarta parte de los cuales en Estados Unidos -Delta, United y JetBlue las empresas más afectadas-, donde se registró el pico de 184 mil casos desde enero. Incluso hoy más de 2.200 conexiones se saltearon en todo el mundo.

Los transportes de Pekín también se encuentran en serias dificultades, con China Eastern dejando 390 vuelos en tierra, mientras que el aeropuerto más afectado es el de Xi’an, la metrópoli donde 13 millones de personas han sido confinadas tras un brote de unas pocas docenas casos. E incluso mañana se espera que más de 700 aviones no puedan despegar en todo el mundo.

La rápida circulación de Ómicron continúa alarmando incluso a la luz de las reuniones grupales para las fiestas.
Francia superó el umbral de los 100 mil contagios en 24 horas por primera vez desde el inicio de la pandemia, duplicando los casos en el espacio de tres semanas, tras los récords negativos batidos diariamente por Reino Unido durante la semana de Navidad.

En Londres, según las últimas proyecciones de la Oficina Nacional de Estadística, una de cada 10 personas se ha infectado con Covid-19, en particular con la nueva cepa, mientras que en toda Inglaterra entre el 13 y el 19 de diciembre una de cada 35 resultó positiva.

Mientras tanto, han entrado en vigor nuevas restricciones en Escocia, Gales e Irlanda del Norte, con límites al número máximo de personas para reuniones privadas y normas más estrictas sobre el distanciamiento social y en lugares públicos.

Para evitar una nueva restricción, Londres piensa, en cambio, en una campaña puerta a puerta para localizar a los no vax (no vacunados).
En tanto, después de que la hija dio positivo, el primer ministro israelí, Naftali Bennett, terminó aislado, mientras las tasas de infecciones y hospitalizaciones en el país aumentan. Y también en la Franja de Gaza se produjo el primer caso de Omicron.
Una señal de una reversión de tendencia proviene, sin embargo, de Alemania, que en las últimas 24 horas registró 10.100 casos nuevos, un fuerte descenso en comparación con los últimos días.
Datos alentadores que según los expertos representan los primeros efectos visibles del encierro para los no vacunados introducido el 2 de diciembre, cuando las nuevas infecciones diarias habían superado las 74.000. Pero el Instituto Robert Koch invita a no bajar la guardia, enfatizando una vez más la velocidad de transmisión de la nueva variante. (ANSA).