Locales, Salud

La Municipalidad recibió la ambulancia incluida dentro del equipamiento del Hospital Modular

Sharing is caring!

Para entregar las llaves del vehículo llegaron a Necochea el propio viceministro de Salud de la Nación, Arnaldo Medina, y el flamante titular de la cartera sanitaria bonaerense, Nicolás Kreplak. El moderno vehículo, gestionado por el intendente Arturo Rojas, fortalecerá la flota de emergentología municipal.

Fruto de las gestiones que el intendente Arturo Rojas realizara el año pasado para conseguir la construcción de un Hospital Modular como refuerzo imprescindible del sistema sanitario local, en el marco de la pandemia de Covid-19, esta tarde arribó a Necochea una ambulancia totalmente equipada que era parte de lo convenido con Nación para complementar la atención de estos módulos de emergencia.

“Para nosotros es de vital importancia la continua mejora de servicios que incluyan a todos los vecinos del distrito”, aseguró el mandatario local, señalando que este moderno vehículo estará a disposición para las urgencias durante las 24 horas y servirá para fortalecer la flota con la que cuenta el municipio.

El director del Hospital “Dr. Emilio Ferreyra”, Néstor Valenti, fue el encargado de recibir las llaves del transporte emergentológico de manos del propio viceministro de Salud de la Nación, Arnaldo Medina, quien estuvo acompañado a tal efecto por el flamante titular de la cartera sanitaria bonaerense, Nicolás Kreplak.

Vale destacar que el Hospital Modular cumplió un rol de suma importancia ante los picos de contagio de coronavirus en nuestro partido, siendo utilizado como centro de testeo y hasta como vacunatorio, según la necesidad.

Ya en el mes de marzo pasado, cuando la secretaria de Salud, Ruth Kalle, revelaba que se esperaba el inminente arribo de una ambulancia que estaba incluida dentro del equipamiento gestionado por el Jefe comunal, y cuya licitación seguía su proceso, fue la propia funcionaria quien se encargó de explicar las prestaciones con las que cuenta el módulo.

“Tiene diez plazas para internación y otras tres en un shockroom”, comenzó señalando, para agregar luego que “fue uno de los pocos que se instalaron en toda la Provincia” y, estratégicamente, en un sector lindero al nosocomio local para que sirva de refuerzo aún después de terminada la pandemia.

El espacio, equipado con oxígeno central, cuenta además con todo el instrumental y mobiliario necesario para futuras adecuaciones, una sala de rayos, un laboratorio, un área para testeo y una cómoda sala de espera; que, en un tiempo no muy lejano, espera ser reconvertido en un centro de atención pediátrica.