Internacionales

El fuego arrasa y causa tres muertos en el sur de Italia

Sharing is caring!

Italia tuvo otro día negro a raíz de los incendios, pues las llamas devoraron hectáreas de bosques en Calabria, Sicilia, Cerdeña y Campania, mientras el fuego causó tres víctimas mortales. De hecho, dos personas perdieron la vida en Calabria y otra en Sicilia.

«El tema de los incendios es una emergencia que debe encontrar respuestas inmediatas», aseguró el ministro de Políticas Agrarias, Stefano Patuanelli, en una visita a Sicilia a las comunidades afectadas por los incendios.

Incendios que podrían tener una matriz maliciosa, pero que también son el resultado de la escasez de mantenimiento y prevención de las extensiones boscosas en Italia.

«Hemos mapeado más de 40 causas subyacentes de los incendios forestales: desde la limpieza de los terrenos hasta la quema de los remolques, pasando por el comportamiento de los pirómanos, que son un porcentaje residual, hasta el vandalismo.

También les sucedió a los jóvenes que prendieron fuego para ver en acción la cisterna de los bomberos», explicó el coronel Marco di Fonzo, comandante de la Unidad de Información sobre Incendios Forestales del Comando de Protección Forestal de Carabinieri.

Un agricultor de 30 años murió en Paternò (Catania) aplastado por su tractor en un intento por apagar un incendio en una granja de la zona de Ponte Barca.

Llevaba un barril lleno de agua en su tractor que, a la altura de una curva a lo largo de la carretera volcó, lo aplastó y lo mató instantáneamente.

En Pergusa (Enna) las llamas amenazaron a un grupo de viviendas y dos familias fueron evacuadas. Entretanto, en Calabria, la región más afectada hoy, hubo dos víctimas.

Una de ellas, un hombre, Mario Zavaglia, de 76 años, que murió en los campos de Grotteria (Reggio Calabria). Había ido a su propiedad para cuidar su huerta en Scaletta, al pie de las montañas de Limina.

En pocos minutos las llamas rodearon la casa sin dejar escapatoria al anciano. También en la provincia de Reggio Calabria, en Cardeto, un hombre de 79 años, Nicola Fortugno, fue hallado sin vida debido a las quemaduras provocadas por el incendio que estalló en la zona.

Otras cuatro personas resultaron quemadas en Vinco, una aldea piamontesa de Reggio Calabria, y fueron trasladadas al hospital.

En Campania, un hombre de 68 años intentaba apagar un incendio que estalló en su tierra, pero fue alcanzado por las llamas y por ello está hospitalizado en Benevento.

El accidente se produjo en la localidad de Rotola, en el municipio de Ceppaloni. El Centro de Operaciones Aéreas Unificadas del Departamento de Protección Civil recibió hoy un total de 32 solicitudes de intervención aérea, entre ellas, 10 de Calabria, 9 de Sicilia, 4 de Cerdeña, 4 de Basilicata, 2 de Campania y de Lacio, y una de Puglia.

Gran aprensión esta mañana en el santuario mariano de Polsi, en San Luca (Reggio Calabria). Estaba rodeado de llamas que cogieron desprevenidos a cientos de peregrinos que llegaban en coche y a pie desde Cinquefrondi (Reggio Calabria).

Los bomberos «escoltaron» a los peregrinos para permitirles salir con seguridad de la zona amenazada por las llamas. En ese contexto, los obispos de Calabria afirmaron que los pirómanos «son asesinos del medio ambiente.

Pero las instituciones pueden y deben hacer más para detener el fuego, incluso a través de una conciencia colectiva más atenta y generalizada». (ANSA).