Generales, Nacionales

Sistema digital para certificar firmas a distancia

Sharing is caring!

“Para el complejo escenario en el mercado de alquileres, sus nuevos contratos o renovaciones también resulta una solución”, afirmaron desde la entidad porteña.

El Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires presentó este martes un sistema digital de certificación de firmas que facilitará el registro de boletos de compraventa y contratos de alquiler a distancia, en especial en el marco de las restricciones por la pandemia de coronavirus.

Con esta nueva herramienta, los escribanos pueden certificar firmas ológrafas (manuscritas) realizadas con el dedo o un lápiz óptico en un teléfono móvil o tablet a distancia, a través de una videollamada y con un software desarrollado por la institución, que cumple con todos los estándares internacionales de seguridad.

El sistema creado por el Colegio garantiza que la comunicación se lleve a cabo de manera encriptada, por medio de una app, a través de la cual el escribano certifica todo el proceso con la validación biométrica de identidad conectada con el Registro Nacional de las Personas (Renaper).

Al presentar el desarrollo en una conferencia virtual, el presidente del Colegio, Carlos Allende, dijo que «es un avance en lo tecnológico; hemos sentido una necesidad imperiosa de avanzar fuertemente con lo tecnológico» y detalló que desde que se lanzó el sistema, el 26 de mayo, ya se realizaron 750 reuniones virtuales.

Por su parte, Santiago Pano, vicepresidente del Colegio, explicó que «cuando la certificación de firma va a ser remota el documento tiene que ser digital, el documento se carga en el sistema y le pido al cliente que baje una app desarrollada por el Colegio de Escribanos, a través de la que se abre el documento con un código y el cliente apretando un botón que dice «firmar», puede firmar con su dedo o con un lápiz».

El Colegio de Escribanosporteño presentó un sistema digital para certificar firmas a distancia.

«Celebramos una reunión virtual en la que identificamos a las personas y se firma el documento de manera remota a través de esta app creada por el Colegio de Escribanos», agregó.

En tanto, el prosecretario del Colegio, Ricardo Blanco Lara, dijo que «es una herramienta superadora, en estos dos meses que se lanzó le estamos haciendo ajustes, como sistema nuevo necesita pequeños ajustes pero creemos que va a ser muy útil para la comunidad».

Aseguró que la firma ológrafa digitalizada «es periciable» y que el sistema «es eficaz, jurídicamente posible; el único tema que podría haber es que el Código Civil exige que en los documentos electrónicos se utilice la firma digital; no vemos problema en que se use este tipo de firma, sostenemos y tenemos dictámenes al respecto que aseguran que esto es una firma ológrafa», remarcó.

En ese sentido, Allende señaló que «hubo dos fallos en provincia de Buenos Aires en los que desconocían la validez de firma electrónica en contrato de mutuo; si esas firmas hubieran estado certificadas por escribano no hubieran llegado a la Justicia o el juez no hubiese dudado que fue hecha por esa persona».

«Siempre estamos haciendo el aporte a la seguridad jurídica», aseguró.

Por el momento, este sistema solo aplica para instrumentos privados, dado que para una escritura o un poder el nuevo Código Civil prevé el soporte papel.

Desde la institución informaron que se está presentando a distintas carteras para que el procedimiento tenga plena validez dado que cumple con todos los estándares de seguridad jurídica.

Hace unas semanas, el Consejo de la Magistratura de la Ciudad también dio el aval para avanzar con este instrumento en lo atinente a procesos judiciales en el ámbito de CABA.