Internacionales

Gobierno brasileño planeó alterar la patente de la cloroquina

Sharing is caring!

Antonio Barra Torres, titular de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil, declaró ante el Congreso que el gobierno analizó alterar la bula de la hidroxicloroquina para que el público crea que es apta para enfermos con coronavirus.

Anvisa recomendó no aplicar la vacuna AstraZeneca a mujeres embarazadas, debido a la detección de casos de trombosis y hasta muertes.

Barra Torres declaró que el año pasado hubo una reunión con varios ministros en el Palacio del Planalto, sede de la Presidencia, durante la cual «la doctora Nise Yamaguchi demostró estar movilizada a favor de la posibilidad» de alterar la bula de la hidroxicloroquina, medicamento para la malaria, a fin de que sea prescripta a enfermos con coronavirus.

La declaración de Barra Torres fue bajo juramento de no mentir ante la Comisión Parlamentaria de Investigaciones (CPI) que estudia las medidas del presidente, Jair Bolsonaro, frente a la pandemia.

Modificar una «bula por decreto» es una decisión que no «tiene cabida», aseveró Barra Torres. La semana pasada Bolsonaro volvió a defender el consumo de hidroxicloroquina y catalogó como «canallas» a los senadores de la CPI que cuestionan ese medicamento.

Un senador preguntó hoy durante la audiencia de la CPI al jefe de Anvisa si comparte la posición del presidente sobre la cloroquina.

«Estoy completamente fuera de eso (apoyo a cloroquina)», respondió el almirante Barra Torres. El testimonio de Barra Torres es en parte similar al realizado por exministro de Salud, Henrique Mandetta, la semana pasada ante la misma CPI.

Mandetta, que es médico al igual que Barrata Torres, criticó la recomendación de la hidroxicloroquina por dos razones: no está demostrado que ayude en el combate contra el Covid-19 y puede causar efectos colaterales graves a los pacientes.

Mandetta dijo que Bolsonaro lo removió del cargo por cuestionar la cloroquina, y en su puesto nombró a Eduardo Pazuello, un militar sin formación en medicina

Pazuello no compareció la semana pasada a la CPI, donde será indagado el próximo 19 de mayo. Bolsonaro no sólo publicita la hidroxicloroquina, la cual hizo fraccionar en una fábrica del Ejército, sino que afirma haberse curado del coronavirus gracias a que la consumió.

El mandatario ha cuestionado la eficacia de las vacunas contra el Covid-19 y desaprobó la compra de 70 millones de dosis del antídoto de Pfizer el año pasado.

Junto con ello el gobernante de extrema derecha se opone a la vacunación obligatoria e hizo la opción de no aplicársela.

El jefe de Anvisa declaró hoy estar «en desacuerdo con las vacunas en general no es algo razonable». La actitud de Bolsonaro está «en contra de lo que hemos planteado públicamente, nosotros creemos que la política de vacunación es esencial» en el combate a la pandemia, sostuvo Barra Torres.

Brasil suma poco menos de 424 mil muertos por el coronavirus y superó los 15,2 millones de infectados desde el inicio de la pandemia.

Durante la audiencia de la CPI el funcionario fue consultado sobre el efecto que tiene la conducta de Bolsonaro sobre el público.

Barra Torres respondió, «yo creo que la población no debería orientarse por ese tipo de conductas (como la de Bolsonaro)».

Horas antes del inicio de la audiencia Anvisa recomendó que las mujeres embarazadas dejen de aplicarse la vacuna de AstraZeneca.

Anvisa adoptó esta medida «como resultado del monitoreo de eventos adversos». Según el diario Folha de San Pablo, dos embarazadas murieron en los estados de Rio de Janeiro y Bahia, tras aplicarse ese inmunizante.

San Pablo, Rio de Janeiro, Brasilia y otros 14 estados, así como 22 grandes ciudades, suspendieron la aplicación de la vacuna a las mujeres en estado de gestación en la mañana de este martes tras la publicación de la recomendación de Anvisa. (ANSA).