UNIÓN EUROPEA: Juicio a Astra Zéneca

¿Por qué la Unión Europea ha presentado acciones legales contra la farmacéutica AstraZeneca?

Sharing is caring!

La Comisión Europea ha emprendido acciones legales contra AstraZeneca por lo que considera un fallo en la «entrega a tiempo» de las dosis de la vacuna contra el coronavirus.

La drástica medida se produce después de semanas de tensiones, críticas y acusaciones entre Bruselas y la empresa anglosueca, que en gran parte se han desarrollado en la opinión pública.

Euronews explica cómo la Unión Europea y AstraZeneca han llegado a un punto tan bajo en su relación.

¿Cuáles son las condiciones originales del contrato?

La Comisión Europea llegó a un acuerdo con AstraZeneca en agosto del año pasado para la compra de 300 millones de dosis de su vacuna contra el coronavirus. El acuerdo se firmó en nombre de los 27 Estados miembros e incluía una opción de compra de 100 millones de dosis adicionales. Se esperaba que los 300 millones de dosis se entregaran a lo largo de 2021.

AstraZeneca había desarrollado la vacuna en colaboración con la Universidad de Oxford utilizando la tecnología de vectores virales. Esta técnica utiliza una versión modificada de un virus diferente (el vector) para entregar instrucciones importantes a las células humanas con el objetivo de estimular la inmunidad.

La empresa anglosueca presentó su vacuna como una alternativa asequible y fácil de manejar a los fabricados por Pfizer-BioNTech y Moderna, que se basan en una compleja tecnología de ARNm y requieren un almacenamiento en frío extremo. En cambio, la de AstraZeneca puede almacenarse en frigoríficos normales a temperaturas de entre 2 y 8 grados centígrados.

Según una tabla filtrada el año pasado por un funcionario belga, la Comisión Europea debía pagar 1,78 euros por cada dosis de AstraZeneca, una diferencia importante respecto al precio de 12 euros negociado con Pfizer-BioNTech. Esto hacía que la vacuna fuera una opción atractiva para los países de la UE preocupados por el presupuesto, como Bulgaria, Croacia y los Países Bajos.

¿Qué pasó con las entregas?

La UE comenzó su despliegue de vacunas a finales de diciembre, en lo que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, llamó el «Día V». Pero, desde el principio, quedó claro que AstraZeneca tenía dificultades para cumplir el calendario de entregas prometido para el primer trimestre de 2021, que ascendía a 90 millones de dosis. La empresa hizo varios anuncios en enero, reduciendo sus objetivos a 30 millones de dosis.

La noticia enfureció a la Comisión Europea y causó consternación entre los Gobiernos nacionales, que habían planificado la primera fase de su campaña de inoculación en torno a las vacunas de AstraZeneca y Pfizer. Pronto, los funcionarios acusaron públicamente a la empresa de enviar al Reino Unido dosis producidas en plantas con sede en la UE, en detrimento de la Unión Europea.

Apenas un mes después del «Día V», la Comisión Europea introdujo un mecanismo de control de las exportaciones para aumentar el escrutinio sobre la producción de vacunas dentro del bloque, una medida que fue ampliamente considerada como un intento de fuerza para redirigir las dosis de AstraZeneca hacia los países de la UE. Semanas después, Italia bloqueó un envío de 250.000 dosis con destino a Australia.

La distribución de AstraZeneca sufrió otro revés cuando muchos países europeos decidieron dejar de utilizar la vacuna para investigar casos muy raros de coágulos de sangre. La Agencia Europea del Medicamento descubrió más tarde una «posible relación» entre el producto de AstraZeneca y la enfermedad, pero insistió en que los beneficios del uso de la vacuna siguen siendo mayores que los riesgos. La inoculación con AstraZeneca se reanudó en la mayoría de los países de la UE, aunque con limitaciones.

¿Por qué la Comisión Europea ha emprendido ahora acciones legales?

Según las últimas cifras del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), AstraZeneca ha entregado hasta ahora 31,33 millones de dosis a la Unión Europea.

La cifra no sólo representa un recorte sustancial respecto a los 90 millones de dosis previstos inicialmente para el primer trimestre, sino que arroja serias dudas sobre la capacidad de la empresa para satisfacer el objetivo de 180 millones para el segundo trimestre.

La Comisión Europea estima que, en el mejor de los casos, la empresa suministrará al bloque 70 millones de dosis entre principios de abril y finales de junio.

Pero parece que no se avanza. El desfase entre las expectativas y la realidad se ha hecho insostenible para Bruselas, lo que ha obligado al Ejecutivo a demandar a la empresa en un intento de último recurso para que cumpla.

El caso se ha presentado ante un tribunal de Bruselas y se resolverá de acuerdo con la legislación belga. La decisión de seguir adelante con la acción legal se tomó por consenso con los 27 Estados miembros.

¿Qué sabemos del caso?

Un portavoz de la Comisión Europea confirmó a Euronews que el caso se ha presentado como una solicitud de medidas cautelares. Este término describe los procedimientos que proporcionan una decisión temporal o provisional sobre un asunto contencioso.

El portavoz dijo que el objetivo de la Comisión Europea es convencer al juez de que AstraZeneca ha incumplido sus obligaciones contractuales. El ejecutivo confía en que una sentencia obligue a la empresa a acelerar la producción y garantizar, al menos, 70 millones de dosis para el segundo trimestre, una cifra que considera el mínimo.

«Lo que más importa ahora es que la empresa garantice la entrega de un número suficiente de dosis», explicó el portavoz.

Geert Van Calster, abogado belga y estudioso del derecho en la KU Leuven, dijo a Euronews que los procedimientos de urgencia para acuerdos de compra de bienes y servicios son «claramente inusuales».

«Sospecho que lo que espera [la Comisión] son dos cosas. En primer lugar, que un juez dictamine oficialmente que AstraZeneca no se ha comprometido con lo que se comprometió contractualmente», dijo Van Calster.

«Y, en segundo lugar, que la Comisión y los Estados miembros intenten conseguir quizá una o dos medidas muy concretas en un plazo muy breve. En concreto, sospecho que lo que la Comisión intentará es convencer al juez de que, según el contrato, hay una serie de vacunas que deberían haberse entregado a la Unión Europea y que no lo han hecho, y que, en consecuencia, esas vacunas que están disponibles, sobre todo en las fábricas de fuera de la Unión Europea, todavía tienen que ser entregadas por AstraZeneca a los estados miembros de la UE».

¿Cómo se ha defendido AstraZeneca?

La compañía «lamenta» la decisión de la Comisión Europea y cree que «cualquier litigio carece de fundamento», pero, no obstante, agradece la «oportunidad de resolver esta disputa lo antes posible».

En un comunicado, AstraZeneca argumentó que, de hecho, ha cumplido con el contrato y entregará «casi 50 millones de dosis a los países europeos a finales de abril».

«Las vacunas son difíciles de fabricar, como demuestran los retos de suministro a los que se enfrentan varias empresas en Europa y en todo el mundo. Estamos avanzando en la resolución de los problemas técnicos y nuestra producción está mejorando, pero el ciclo de producción de una vacuna es muy largo, lo que significa que estas mejoras tardan en traducirse en un aumento de las dosis de vacunas terminadas», dijo la empresa, haciéndose eco de una línea de defensa utilizada por su director general, Pascal Soriot, durante una audiencia ante los diputados del Parlamento Europeo.

¿Cuándo podemos esperar una resolución del caso?

Al optar por un procedimiento de urgencia, la Comisión Europea espera una resolución rápida.

Un portavoz dijo a Euronews que el Ejecutivo espera que el juez emita una sentencia «en un plazo de tres a siete semanas desde la presentación de la demanda», un plazo que Van Calster también considera factible siempre que el juez considere que hay mérito en el caso.

«La idea es acudir a un procedimiento rápido de medidas que puedan dictarse rápidamente, porque también existe la posibilidad de un procedimiento a largo plazo que se pronuncie sobre todo el contrato», dijo el académico, señalando que los tribunales belgas suelen ser lentos cuando se trata de exámenes en profundidad.

«Precisamente por eso la Comisión ha optado por el procedimiento de urgencia. El inconveniente de este procedimiento cautelar es que no se puede pedir a un juez que revise el inicio del contrato. Vas a tener que pedirle al juez que sólo llegue a conclusiones que son claramente fáciles de hacer sobre la base de las disposiciones que, según tú, no tienen ninguna duda».

La Comisión cree que tiene suficientes buenos argumentos para hacer que el juez falle a su favor. Mientras tanto, AstraZeneca ha dicho que «se defenderá firmemente en los tribunales».

La primera vista del caso tendrá lugar el miércoles.

¿Seguirá la Comisión Europea haciendo negocios con AstraZeneca?

Tal y como están las cosas, parece muy poco probable.

La Comisión decidió no activar la disposición para pedir 100 millones de dosis adicionales a AstraZeneca, una decisión que no puede revertirse puesto que el plazo ya ha pasado. Bruselas se centra ahora en asegurarse de que los 300 millones de dosis originales se entreguen realmente en los próximos meses.

Bruselas ha podido compensar parcialmente la escasez de AstraZeneca recurriendo en mayor medida a Pfizer y BioNTech, cuyas plantas de producción con sede en la UE han aumentado progresivamente su capacidad gracias a un esfuerzo conjunto público-privado.

Los resultados positivos de las asociaciones han llevado a la Comisión a poner aún más dinero sobre la mesa para las vacunas de ARNm. El Ejecutivo ha entablado negociaciones con Pfizer y BioNTech para asegurar hasta 1.800 millones de dosis durante el periodo de 2021 a 2023. El acuerdo pretende proporcionar refuerzos y vacunas adaptadas a las nuevas variantes.

FUENTE: Euronews

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *