ESTADOS UNIDOS: Biden más cerca, Trump insinúa un fraude

Sharing is caring!

Joe Biden parece estar a un paso de la Casa Blanca, con la victoria en Michigan y Wisconsin acaricia los 270 electores necesarios para liderar el país; mientras Donald Trump se muestra furioso y agita el fantasma de una trampa.

«Está claro que ganaremos suficientes estados para obtener los 270 votos», dijo Biden, «pero no estoy aquí para declarar que hemos ganado, sino solo para decirles que cuando termine el conteo creemos que seremos nosotros. ganadores», acotó con mesura.

Donald Trump, sin embargo, no encaja. Y si la campaña electoral de 2020 ha sido una de las más tensas y divisivas de la historia reciente, la postelección corre el riesgo de ser aún peor, con la perspectiva de una batalla legal interminable sobre la votación por correo y el recuento de boletas. Y más aún, la incertidumbre que se teme también podría generar tensiones y disturbios sociales.

La principal amenaza de Trump es la apelación a la Corte Suprema, la que él mismo ha blindado en cuatro años con el nombramiento de tres jueces conservadores, conformando una mayoría de seis a tres que pone al ala liberal del Tribunal Superior en una clara minoría.

«Nos están robando las elecciones, no lo permitiremos», atacó el mandatario, impugnando el conteo de papeletas en Pensilvania, Georgia, Carolina del Norte, Georgia, y precisamente en Michigan y Wisconsin. Y levantando sospechas de fraude e irregularidades.

«Anoche estaba firmemente a la cabeza en muchos estados decisivo. Entonces, uno por uno, es ventaja mágicamente desapareció «, tuiteó, probablemente refiriéndose al avance de Biden en Michigan y Wisconsin y también denunciando lo que él definió como una avalancha de papeletas «sorpresa» en los colegios electorales.

Mientras tanto, su campaña anunció acciones legales en Michigan y Pensilvania para suspender inmediatamente el conteo de votos hasta que el personal del presidente tenga «acceso significativo» a las salas de votación para verificar que todo esté funcionando sin problemas. Y también está listo para solicitar un recuento en Wisconsin.

Es la estrategia desarrollada en el Despacho Oval en frenéticos encuentros entre el presidente y sus asesores más cercanos, táctica encaminada a crear una narrativa de fraude electoral si los medios declaran ganador a Biden.
En definitiva, Trump no tiene intención de rendirse, aunque sus ataques también son un signo de cierto nerviosismo.

El enfado por un camino que en medio de la noche electoral parecía ir cuesta abajo, con la «ola roja» en retroceso sobre los gráficos desarrollados por TV y varios medios, y que en las últimas horas se ha tornado decididamente cuesta arriba para el oficialismo ante una gran cantidad de datos y resultados impresionantes.

«Si el presidente acude a la Corte Suprema para decidir el resultado de las elecciones corre el riesgo de una vergonzosa derrota», ha atacado el equipo de campaña de Biden.

En teoría, todas las disputas sobre la votación deberán concluir antes del 8 de diciembre, porque unos días después, el 14 de diciembre, es el día del Colegio Electoral, cuando los 538 electores tendrán que elegir formalmente al presidente.

Pero en las últimas horas, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, tercer cargo del estado, reiteró que ese cuerpo del Congreso estadounidense decidirá sobre el presidente si, llegando el 6 de enero, el estancamiento y la indefinición continúa.

La Cámara en sí quedó en manos de los demócratas, el primer veredicto real del día de las elecciones, mientras que en el Senado los demócratas están cara a cara, voto a voto, con los republicanos. (ANSA).

Entrada siguiente

USURPACIÓN: Del Complejo Jesuita Cardiel

Jue Nov 5 , 2020
Se registró un principio de incendio en un tablero eléctrico y el presidente del Consejo Escolar Juan Manuel de la Calle, explicó que fue ocasionado porque las personas que ocupan un sector del complejo se «enganchan» de la luz. De La Calle indicó que, si bien el fuego no pasó […]