Cada 24 de octubre, a instancias de la ONU se conmemora el Día Internacional contra el Cambio Climático, buscando informar, concienciar y educar a la población mundial, acerca de los atroces efectos del cambio climático y del calentamiento global.

El clima es un conjunto de condiciones meteorológicas, que incluye parámetros como la presión, la temperatura, la humedad o el nivel de precipitaciones y suele referirse a un punto determinado del planeta.

Se habla de cambio climático cuando los patrones del clima sufren variaciones muy significativas, cuyos efectos afectan a grandes zonas y se prolongan en el tiempo.

Los climas no son rígidos, sino que es factible que en zonas de extrema aridez se den épocas de lluvias y que en sitios tropicales haya sequías ocasionales.

Un cambio climático conlleva variaciones mucho más importantes, como la aparición en determinadas zonas de eventos climáticos considerados insólitos o el aumento o la disminución en la frecuencia y magnitud de fenómenos comunes.

Día Internacional contra el Cambio Climático 2020

Cada cierto tiempo el planeta Tierra modifica su conformación y sufre variaciones, tanto en la estructura interna como en la externa. Se tiene certeza de que la existencia de cambios climáticos naturales y periódicos, pero en el caso del actual, las acciones de los seres humanos actúan de acelerante, precipitando los acontecimientos con nefastos resultados.

Las consecuencias del actual cambio climático están siendo realmente desastrosas, ya que implican transformaciones físicas en la estructura y conformación del paisaje, alteraciones en las diferentes capas de la atmosfera, variaciones en la intensidad y prevalencia de la luz solar y la aparición de un nuevo tipo de migración, la de los refugiados climáticos.

¿Por qué es tan grave el actual cambio climático?

A día de hoy, en las diferentes capas de la atmosfera terrestre hay un exceso de gases y partículas, que son sub productos de la quema de los combustibles que el ser humano emplea para generar energía calórica, eléctrica, motriz, etc. Dichos gases, entre los que destacan el CO2 y los NOx (derivados del nitrógeno) atrapan el calor en la tropósfera, agravando el efecto invernadero natural y provocando un calentamiento global.

La gente aún se pregunta ¿Qué es el Calentamiento Global? y la repuesta es muy sencilla: consiste en una suba gradual, generalizada y persistente de la temperatura de la capa de la atmósfera que está en contacto directo con la corteza terrestre y que genera: derretimiento de los hielos y aumento del nivel del mar, entre otros fenómenos.

La suma de los diversos cambios climáticos zonales, que se han tornado extremos y contundentes, conforman un gran Cambio Climático integral que afecta a todo el planeta y cuyo impacto se conoce como “crisis climática”. Esta no solo perjudica al ser humano, sino que también causa estragos en plantas y animales, provocando daños irreversibles en la biodiversidad y en los ecosistemas locales y mundiales.

¿Qué es el punto de inflexión del cambio climático?

Durante muchos años se ha volcado a la atmósfera una cantidad desmesurada de gases que se producen como consecuencia de las actividades humanas. Desde la Revolución Industrial de 1760, la quema de combustibles de origen fósil (principalmente carbón y derivados del petróleo) empleada en la generación de energía, en las fábricas y el transporte ha provocado un grave y alarmante calentamiento global.

Si se compara la temperatura media global de los tiempos anteriores al desarrollo industrial a gran escala con la actual, se comprueba que, al cabo de algo más de 250 años ésta se ha incrementado en más de 1ºC, una cifra que podría parecer irrisoria, pero el caso es que, sin la acción antropogénica ese grado demoraría milenios en aumentar naturalmente.

Pero lo que más preocupa es el futuro de nuestro planeta y el de las generaciones que vendrán, por eso el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático o IPCC recomendó que la temperatura global no se eleve más de 1,5ºC y en el Acuerdo de París se convino mantenerla por debajo de 2ºC.

Si se superasen dichos umbrales, los científicos advierten que podría darse un aumento desmedido de eventos climáticos extremos. A este límite se le conoce como “punto de inflexión” y llegados a él, los sistemas naturales de retroalimentación terrestre incrementarían el calor intra atmosférico con mayor rapidez, convirtiendo al planeta en el “Invernadero Tierra”.

¿Cómo se lucha contra el Cambio Climático?

Hay una gran cantidad de medidas que cada ciudadano puede tomar para ayudar a detener, paliar y revertir, los catastróficos efectos del calentamiento global y del cambio climático, entre las que destacan las siguientes.

Generar menos desperdicios

Esto se consigue poniendo en práctica las bases de la Economía Circular: reutilizar, reciclar y reparar. Además, es básico elegir envases reciclables, comprar lo justo para evitar que los alimentos y demás productos caduquen o se desperdicien, aprovechar al máximo la vida útil de cada objeto, deshacerse de la basura en el contenedor que corresponde y donar lo que no se va a usar.

A por las energías verdes

Las energías renovables deben ser la base de una nueva economía de corte sostenible, se debe optar por el ahorro y la eficiencia en el uso de las energías y por la movilidad eléctrica, que promueva un transporte de personas y mercaderías que no contamine. Pero lo fundamental es que cada ciudadano del mundo se involucre en la lucha contra el Cambio Climático, antes de que sea tarde.

FUENTE: Ecoticias